"La banca no tiene ningún argumento a favor en esta situación, es difícil invertir en ella"

Fuente: WFG
01/07/2020 09:16

MADRID, 30 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- La banca vuelve a ser el sector menos recomendado para el segundo semestre después de ser el responsable de que el Ibex se haya quedado muy retrasado respecto al resto de índices mundiales en el primer semestre. De hecho, el Banco de España volvió a pedir ayer una mejora de la eficiencia. Los analistas y gestores desconfían porque no encuentran argumentos para volver a invertir en estos valores.

"La banca siempre tiene a la vez vientos de cara y vientos de cola, pero ahora mismo no tiene ninguno de cola", según una de las principales firmas españolas de banca privada. "Los tipos están donde están y van a seguir ahí mucho tiempo; la curva también, con lo que no van a poder dedicarse a su principal negocio que es intermediar en el plazo; la economía va a caer, por lo que no va a crecer el crédito; y tiene un problema con los precios".

Este problema se deriva del parón de las hipotecas (no puede seguir incrementando los tipos como hasta antes del Covid), de la sentencia de las tarjetas revolving, de las mayores exigencias de protección a los consumidores y de la imposibilidad de cargar más de comisiones a los clientes salvo que se quieran cargar la relación a largo plazo para salvar las cuentas a corto, según esta entidad.

Por si todo esto fuera poco, es inevitable que suba la morosidad, sobre todo cuando lleguen a su fin las moratorias hipotecarias y los ERTE, y empiecen a subir el paro y los concursos de empresas: "Mucha gente se encontrará con la imposibilidad de hacer frente a sus deudas".

A juicio del Santander, esta morosidad ya está descontada en los precios actuales. Otros analistas sostienen que, gracias a los créditos ICO y a las moratorias, los impagos de crédito no van a llegar a niveles que obliguen a las entidades a ampliar capital o a ser rescatadas como en 2012. Pero, en todo caso, es inevitable una subida de la mora que deteriore aún más la maltrecha rentabilidad del sector.

EL BANCO DE ESPAÑA PIDE MÁS AJUSTES



Precisamente, de eso alertó ayer el gobernador del Banco de España: "La materialización de pérdidas en la cartera crediticia presionará a la baja la rentabilidad, lo que requerirá nuevos esfuerzos para reducir los costes de explotación y mejorar la eficiencia".

Es decir, dado que será imposible elevar los ingresos en un futuro previsible y que se elevarán las pérdidas por morosidad, la única salida es reducir más aún los costes, bien mediante despidos y cierres de oficinas, bien mediante operaciones corporativas. No obstante, esta última salida también es complicada: como adelantó Bolsamanía, los grandes bancos solo están dispuestos a acometer adquisiciones si son gratis, como la del Popular.

En todo caso, el panorama no es nada alentador para el sector bancario en bolsa. "Podríamos tener cierto rebote como dice el Santander porque el sector ha caído mucho y las valoraciones son muy bajas. Pero, más allá, no hay argumentos para confiar en una subida sostenible en el tiempo", añade otro analista especializado.