El gasto en tiendas físicas no recuperará niveles pre-Covid hasta octubre de 2021

Fuente: WFG
30/06/2020 09:18

MADRID, 29 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- Mayores compras online y menores en tiendas físicas. Es uno de los cambios que el Covid-19 ha provocado en el consumo y que, de momento, parece que tardará un tiempo en desaparecer. Al menos hasta octubre de 2021, que es la fecha en la que desde la consultora Oliver Wyman fija la recuperación del gasto en el punto de venta a niveles de antes de la crisis de la pandemia.

Durante estos últimos meses, el volumen de transacciones ha sufrido un impacto drástico, tanto las online como las físicas. Aún así, las transacciones digitales han ganado terreno y, actualmente, suponen un tercio del volumen total. En concreto, en los países de Europa Occidental, el gasto total ha disminuido hasta en un 50% respecto al año pasado, con una reducción del 60% en las transacciones físicas y del 20% en las transacciones online.

Así lo recoge la consultora en su informe 'Covid-19 and European Retail Payments', en el que prevén que, a finales del próximo año, los pagos contactless representen en gasto el 27% de las transacciones en el punto de venta. En España, durante el año pasado, las transacciones online representaron de media un 13% del volumen total. Sin embargo, la crisis del Covid-19 las disparó hasta el 22% durante abril de 2020. Similar situación tienen en nuestros países vecinos. En Francia e Italia, las transacciones online representan actualmente el 36% del volumen total, cuando antes de la pandemia eran del 10% y el 20%, respectivamente.

CAMBIOS EN LOS CONSUMIDORES

El informe también destaca el fuerte descenso que se ha producido en los volúmenes de compra, con una caída del 50% en comparación con hace un año en los países de Europa Occidental. Además, se han producido cambios importantes en los hábitos de los consumidores. Ahora, adquieren productos más baratos que antes de la crisis, invierten en proyectos de mejora del hogar y cocinan más en casa.

Por otro lado, esperan que esta crisis actúe como un catalizador para las transformaciones digitales planificadas de los bancos, las instituciones de pago, los proveedores de servicios comerciales y los comerciantes. Hace un par de meses, las transacciones en efectivo en Europa todavía representaban casi la mitad de los pagos totales. Pero ahora, las previsiones apuntan a que las transacciones en los puntos de venta se vean impulsadas por los pagos de "chip y PIN" de contacto, con un crecimiento mensual del 8% en los tres meses inmediatamente posteriores al fin del confinamiento. Tras este periodo, se espera que crezcan aproximadamente un 4% al mes.