Bancos y eléctricas reclaman una fiscalidad y regulación estables para salir de la crisis

Fuente: WFG
15/06/2020 12:58

MADRID, 15 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- Un marco de actuación estable y una presión fiscal que no ahogue a las compañías, sino que las permita actuar y elevar sus inversiones. Esas son dos de las principales conclusiones a las que han llegado los grandes de la banca y del sector eléctrico, como BBVA, BANKIA, IBERDROLA o REPSOL, durante las primeras sesiones de la megacumbre empresarial organizada por la CEOE para evaluar el modelo por el que debe apostar España para salir de la crisis económica provocada por la crisis del coronavirus.

Un marco que dé certidumbre al sector privado, básicamente. Por ejemplo, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha recalcado que es necesario contar con una "fiscalidad eficiente", basada en la estabilidad presupuestaria y con unas reglas de juego que se mantengan en el medio y largo plazo.

"Si se da ese marco fiscal y regulatorio, se multiplicarán los recursos públicos, porque se atraerá la inversión privada a ese futuro digital, de datos, social y sostenible", ha sostenido Torres, quien ha pedido fomentar la inversión privada de empresas globales, pequeñas y de todos los tamaños porque "todas ellas crean riqueza, generan puestos de trabajo y lideran el futuro", ha asegurado durante su intervención.



En una línea muy similar ha ido el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, para quien más impuestos afectará a la rentabilidad de las entidades. "Creo que es muy contraproducente que, en estas circunstancias, se le pida al sector esfuerzos extraordinarios en forma de impuestos o requerimientos de diverso tipo que puedan incidir en su rentabilidad, porque el desarrollo de un país requiere que sus bancos sean rentables". Y, sin rentabilidad, las entidades estarán infracapitalizadas y no podrán cumplir con su objetivo de apoyar a la recuperación socioeconómica de España ayudando a familias y empresas.

La banca no es el único sector que reclaman una fiscalidad estable, que no ahogue a las compañías en su día. También las grandes compañías del sector eléctrico van en la misma dirección y, además, instan a acelerar la Ley de Cambio Climático y la transición energética hacia las renovables para acelerar las inversiones.

CREER EN LA INDUSTRIA

En este sentido, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha pedido que "de forma urgente" se tomen las medidas necesarias para acelerar esta transformación, pasando por la reorientación de la fiscalidad a partir del principio de 'quien contamina paga'. Y menos trabas, para agilizar los procesos administrativos y el diseño de una política industrial estatal que vaya de la mano de las empresas. En opinión de Galán, esa apuesta por acelerar las renovables a 2025 supondría una inversión de más de 32.000 millones de euros y generaría 90.000 empleos.

Mientras, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha reclamado una actuación ágil para tomar medidas que "tengan un efecto inmediato en la recuperación económica y en el empleo" y que se tenga una visión de conjunto para no priorizar una tecnología frente a otra, cuando en el momento actual no se sabe cuál tendrá éxito. Para Brufau "para potenciar la industria primero hay que creer en ella" y hay que ser conscientes de que quienes corren el riesgo de esa actividad inversora son las empresas.