Italia sube los tipos hasta el 1,4% para atraer a los pequeños inversores italianos

Fuente: WFG
21/05/2020 17:28

MADRID, 21 MAY. (Bolsamania.com/BMS) .- El Tesoro de Italia ha realizado una emisión de deuda con la que ha recaudado un total de 14.000 millones de euros entre inversores minoristas y otros 22.300 millones de euros entre inversores institucionales. Se trata de un bono dirigido al inversor minorista con un vencimiento a 5 años y que está indexado a la tasa de inflación italiana.

Italia ha confirmado que la rentabilidad del cupón real será del 1,4%, un rendimiento atractivo en el actual escenario de tipos negativos.

El Gobierno utilizará los fondos para compensar el impacto negativo de la crisis del coronavirus en la economía italiana, cuya deuda se está disparando. "Esta fue la mejor colocación de la historia para los inversores minoristas", ha comentado una fuente del Tesoro recogia por Reuters.

Italia es uno de los países más endeudados de la Unión Europea, ya que su ratio de deuda sobre el PIB se sitúa en el 137% y las previsiones anticipan que tocará el 153% en 2020. La rentabilidad del bono italiano a 10 años se sitúa actualmente en el 1,63%.



El pasado 24 de abril, la agencia S&P Global Ratings mantuvo sin cambios el rating de Italia en BBB, con Perspectiva Negativa. Para mitigar las consecuencias económicas de la emergencia de salud pública, las autoridades italianas han lanzado medidas de estímulo presupuestario por valor del 1,5% del PIB y han proporcionado garantías para pequeñas y medianas empresas (Pymes) y exportadores por valor del 25% del PIB, explica S&P.

Estas medidas, junto con los estabilizadores automáticos preexistentes, empujarán el déficit público de Italia hasta el 6,3% del PIB este año, y aumentará la deuda pública a cerca del 153% del PIB para finales de 2020, según sus proyecciones.

La agencia destacó como positivo que el BCE está respaldando este endeudamiento público adicional tras lanzar su programa de compra de activos, que en conjunto representa más del 9% del PIB de la eurozona. El organismo monetario lanzó en marzo un nuevo programa de compra de activos de 750.000 millones de euros para intentar aliviar las tensiones financieras en la eurozona.



El nuevo programa fue denominado Pandemic Emergency Purchase Programme (PEPP), un Programa de Compra de Emergencia Pandémica, y ha servido para relajar la tensión creciente en las primas de riesgo de los países más afectados, como Italia y España.

S&P destacó como fortalezas crediticias de Italia su economía diversificada y rica, su posicion de acreedor externo neto y los niveles más bajos de deuda privada en el G7, lo que compensa en parte el impacto del gran déficit público en su solvencia.

La agencia explicó que sólo se plantearía bajar el rating si el déficit no se sitúa en una senda claramente descendente "en los próximos tres años o si hay un marcado deterioro en las condiciones de los préstamos que ponen en peligro la sostenibilidad de las finanzas públicas, incluyendo, por ejemplo, debido a medidas de apoyo insuficientes a nivel de la eurozona".