El Ibex envía señales de fortaleza de la mano de la banca y antes de Draghi

Fuente: WFG
11/09/2019 07:59

MADRID, 11 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Los inversores se preparan para sostener al Ibex por encima de los 9.000 puntos, nivel que ha afianzado este martes, después de una sesión de elevada volatilidad por el impacto de la decisión del TJUE sobre el IRPH (Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios). Después de sucumbir inicialmente a la noticia, la sectorial de bancos acabó en números verdes, lo que indica que "hay interés por los bancos o que la noticia ya estaba descontada", señala José María Rodríguez, analista de Bolsamanía. Los futuros europeos suben un 0,3% de media.



"Muy interesante la vela alcista de este martes", prosigue este experto, tras la violenta reacción de los valores bancarios que "siguen fuertes y por ende nuestro Ibex, que está empezando a "asomar la cabeza" por encima de los 9.050 puntos, el 61,8% de ajuste/retroceso de toda la caída previa. "Dicho esto, no podemos descartar ahora una vuelta a la zona clave: el famoso hueco bajista semanal de los 9.410 puntos", redondea.



Los inversores también seguirán vigilado a IAG, que ha acabado rebotando un 4,01% este martes, un valor muy vapuleado por el Brexit y el petróleo y que también recibe el revés de las huelgas en varias de sus compañías.



En cuanto al divorcio entre la Unión Europea y Reino Unido, con el Parlamento cerrado hasta mediados de octubre, los analistas señalan que el drama político se tomará un respiro, no así las incertidumbres. El primer ministro británico, Boris Johnson, ha insistido en que quiere un acuerdo que le permita abandonar el bloque comunitario de forma ordenada el 31 de octubre, por lo que es previsible que se embarque en otra ronda de negociaciones con Bruselas.



El escollo sigue siendo la salvaguarda en la frontera con Irlanda del Norte, el conocido 'backstop', un punto en el que la UE no está dispuesta a ceder ni un ápice. Asimismo, los líderes comunitarios no parecen dispuestos a ofrecer otra prórroga a Reino Unido, que Johnson debería pedir si no hay acuerdo antes de mediados del próximo mes. El premier, sin embargo, ha dejado clara su oposición a este extremo: "prefiero estar muerto en una cuneta", ha dicho al respecto.



Todo esto mientras los inversores esperan la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). El mercado descuenta que su presidente, Mario Draghi, presente un paquete de medidas de estímulos sin precedentes, entre las que se encuentra una rebaja de tipos de interés y un nuevo programa de compra de activos.