Orcel exigió más poder a Botín días antes de que el banco desistiera de ficharlo

Fuente: WFG
09/09/2019 15:16

MADRID, 09 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Andrea Orcel exigió que la presidenta de BANCO SANTANDER, Ana Botín, le diera más poder en su papel como consejero delegado del banco días antes de que la entidad abandonara sus planes de contratarlo, según informa Financial Times (FT) este lunes.







El diario británico se refiere a un intercambio privado de mensajes entre Orcel y Botín en el que éste pedía a la presidenta de Santander la instalación de un sistema de "cascada" por el que él le respondería a ella, pero todos los demás ejecutivos le reportaran a él: "Mi ejecución, pero tus decisiones", escribió.



Andrea Orcel escribió también que el banco tenía que "mejorar la disciplina y la eficiencia de la ejecución" si quería conseguir elevar el precio de sus acciones. Los títulos de Santander acumulan una caída del 17% en el año y se negocian cerca de su nivel más bajo en diez años.



Financial Times señala que estos mensajes privados entre Orcel y Botín son clave en la demanda que el primero ha presentado contra el banco, en la que exige que se le conceda el puesto de consejero delegado o, en su defecto, se la compense con 112 millones de euros.



Santander hizo público el nombramiento de Andrea Orcel, antiguo directivo de UBS, en septiembre del año pasado. Cuatro meses después, y en una decisión sorprendente, anunció que daba marcha atrás.



El diario británico explica que la demanda de Orcel contra el banco sugiere que Botín decidió renunciar a su fichaje días después de estos mensajes porque tenía dudas sobre el poder que éste estaba exigiendo y el perfil públicoque tendría como consejero delegado, así como sobre los objetivos que se había propuesto.



Santander, por su parte, ha alegado en todo momento que su decisión se debió a la demandas económicas de Orcel y a su fracaso a la hora de hacer "todos los esfuerzos posibles" para reducir el coste que su nombramiento suponía para el banco.



Un portavoz del Santander dijo a Financial Times que estos mensajes no tienen nada que ver con el caso y que, en el momento en el que se enviaron, la junta y los comités ya habían planteado serias preocupaciones sobre el coste final del nombramiento y la forma en la que Orcel se estaba comportando durante las negociaciones. "No hubo ninguna referencia en ninguna de las reuniones de la junta o el comité a su papel o funciones", han señalado dichas fuentes a FT.