El Ibex buscará gasolina para conquistar los 9.000 puntos

Fuente: WFG
09/09/2019 08:28

MADRID, 09 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Las bolsas afrontan una semana de alto voltaje para los mercados en que los inversores seguirán escuchando el runrún de la guerra comercial, del Brexit y de la ralentización global mientras esperan a Draghi. El jueves se conocerá la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo y se espera que tras la penúltima reunión de su mandato, el presidente del banco central anuncie un nuevo paquete de estímulos sin precedentes. Este lunes, los futuros europeos vienen con alzas del 0,20% y el Ibex buscará ampliar el rebote del 2% de la semana pasada.



Pero en el corto plazo la sobrecompra diaria es muy fuerte (no así la semanal ni la mensual)", apunta José María Rodríguez, analista de Bolsamanía. "Por arriba, por el lado de las resistencias tenemos una zona importante de congestión en el entorno de los 9.050 puntos (61,8% de toda la caída desde finales de julio)". Este nivel es la siguiente meta a conquistar.



El decurso de los acontecimientos en el divorcio entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido seguirá dando titulares en este inicio de la segunda semana de septiembre. Se espera que el Parlamento vote una nueva moción presentada por el primer ministro, Boris Johnson, para un adelanto electoral. Por otra parte, la prensa británica recoge que el 'premier' está preaprando un plan para evitar de forma legal que se produzca una nueva prórroga del Brexit, después de que el viernes la Cámara de los Lores aprobase la extensión.



Asimismo, El Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) ha preparado a sus prestamistas para cualquier impacto que puedan sufrir tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea, según ha dicho Alex Brazier, director de estabilidad financiera de este banco al diario 'TheTimes'. Un Brexit duro provocará distorsiones en la financiación de la banca española



"El sistema financiero no se derrumbará una vez que salgamos de la UE", ha señalado Brazier a este periódico, añadiendo que el inminente cambio de Gobierno en el BoE no afectará al banco central.



La actualidad también pasa por los datos de comercio presentados por China. Las exportaciones del gigante asiático cayeron inesperadamente en agosto cuando los envíos a los Estados Unidos se desaceleraron bruscamente. Según los expertos, es el síntoma que señala una mayor debilidad en la segunda economía más grande del mundo y subraya la necesidad apremiante de más estímulo a medida que la guerra comercial entre China y Estados Unidos se intensifica.



Las exportaciones de agosto cayeron un 1% respecto al año anterior, la mayor caída desde junio, cuando cayó un 1,3%, según mostraron los datos de aduanas. Los analistas esperaban un aumento del 2,0% en una encuesta de Reuters después del aumento del 3,3% de julio.



Se espera que Beijing anuncie más medidas de apoyo en las próximas semanas para evitar el riesgo de una desaceleración económica más aguda a medida que Estados Unidos aumenta la presión comercial, incluidos los primeros recortes en algunas tasas clave de préstamos en cuatro años. El viernes, el banco central redujo los requisitos de reservas de los bancos por séptima vez desde principios de 2018 para liberar más fondos para préstamos.