¿Aciertan las bolsas al descontar un escenario geopolítico más favorable?

Fuente: WFG
06/09/2019 10:56

MADRID, 05 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Las bolsas están eufóricas porque el Brexit parece que ya no será duro y porque Estados Unidos y China van a volver a hablar. Las subidas de los últimos días invitan a pensar que ha habido grandes cambios para bien, pero lo cierto es que este mejor contexto está 'agarrado con alfileres' y podría derrumbarse en cualquier momento.



En Reino Unido la situación se ha convertido en una maraña difícil de entender y de seguir. Los últimos 'noes' a Boris Johnson en sus intentos por sacar adelante un Brexit duro o convocar elecciones ya (para aprovechar su supuesta condición de favorito) han sido bien recibidos por el mercado. Pese a todo, la situación allí sigue siendo de incertidumbre extrema y el escenario más probable ahora (el de una prórroga al Brexit) tampoco resulta la panacea. El mercado está valorando positivamente que se haya dado una 'patada hacia adelante' a un problema. Sin embargo, esto implica que el problema volverá a aparecer dentro de unos semanas o unos meses. Los expertos de Berenberg creen que Reino Unido se dirige, "de una forma u otra", hacia un nuevo referéndum. Es decir, que volveríamos otra vez al verano de 2016.



En cuanto a la interpretación que hace el mercado de todo lo relacionado con Estados Unidos y China, resulta cuanto menos curioso el impacto que tiene cualquier cosa que se diga al respecto sobre los mercados. Ahora China ha anunciado que se reunirán en octubre, y los inversores reACCIONAn con optimismo. Sin embargo, ¿se solucionará algo en octubre? Seguramente no. ¿Podría cancelarse la reunión ante cualquier rifirrafe entre las partes? Es posible que sí. Por lo tanto, si estamos ante un escenario que se ha repetido ya tantas veces en las últimas semanas y meses, ¿por qué este optimismo que para algunos podría resultar exagerado?



Los expertos reconocen que es muy difícil saber cuánto va a durar este escenario más favorable entre las dos superpotencias mundiales, y lo extraño es que el mercado sigue haciendo caso a cualquier comentario que hagan los protagonistas de este 'drama'. "Todo lo relativo a la guerra comercial lo obvio. Es un factor más con el que tenemos que convivir y cuya influencia, al menos en la renta variable, es cada vez menor", afirmaba recientemente el experto independiente y colaborador de CMC Markets, Gerardo Ortega.



El otro elemento de incertidumbre que, teóricamente, ha mejorado, es la situación política en Italia. El Partido Democrático y el Movimiento 5 Estrellas se han unido para dejar de lado a Matteo Salvini, pero cabe recordar que, tras las últimas elecciones generales en el país, ambas formaciones no quisieron ni sentarse a hablar. Pese a esto, el optimismo se ha instalado en la bolsa italiana y en las europeas mientras que la rentabilidad de los bonos italianos ha caído hasta mínimos nunca vistos. ¿Hasta cuándo durará la luna de miel? Ambas formaciones tienen la primera prueba de fuego con los Presupuestos de 2020. Cualquier confrontación entre ellas -que la habrá- podría acabar quebrando el débil Gobierno y dando lugar a unas nuevas elecciones que, según advierten los expertos, ganaría posiblemente Salvini. Y, por cierto, Italia tiene que hacer reformas urgentemente. Los analistas de Rabobank avisan de que siguen preocupando las perspectivas de crecimiento del país a largo plazo. Pero, ¿cuántos acuerdos para llegar a reformas estructurales se puede esperar que alcancen dos formaciones que apenas consiguen hablarpara gobernar en el día a día?



Así pues, podría decirse que las subidas de estas últimas sesiones se apoyan en una mejora del contexto geopolítico que no parece tal. Desde un punto de vista técnico, los analistas de Bolsamanía aconsejan poner las cosas en perspectiva y subrayan que las alzas realmente empezaron el 15 de agosto. Desde entonces, todos los índices europeos rebotan un 9% de media (Ibex: +7%; Italia: +10%; Dax: +7,5%; Cac: +8,5%). ¿Pasó algo a mediados del mes pasado para desencadenar esas subidas? Realmente no, puesto que todo estaba tan mal como ahora o peor, con Italia en plena crisis política.