¿Deben los afectados por el IRPH cambiar al euríbor o esperar a la sentencia?

Fuente: WFG
06/09/2019 09:50

MADRID, 05 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- A menos de una semana de conocerse el informe del Abogado General de la Unión Europea (UE) sobre el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH), la incertidumbre reina entre los que tienen referenciada su hipoteca a este índice. Los propios bancos están ofreciendo cambiarlo por el euríbor o un interés fijo, lo que hace dudar a los cientes su aceptar esta propuesta o esperar a que el Tribunal de Justicia (TJUE) dicte sentencia, a finales de este año o principios de 2020.



"Los consumidores sufrieron el revés del Tribunal Supremo de España en 2017, pero la última palabra, como con las cláusulas suelo o las hipotecas multidivisa, la tiene Europa". Aunque la opinión del Abogado sobre si estas cláusulas son abusivas y si deben anularse no tiene carácter vinculante, "es muy importante para los hipotecados puesto que los jueces del TJUE siguen sus recomendaciones en un alto porcentaje de los casos", señalan desde Reclamador.



Antes de que esto llegue, los que tienen su hipoteca referenciada al IRPH no tienen que estar de brazos cruzados. Los bancos no están proponiendo más que el cambio de un índice de referencia por otro, "sin devolver las cantidades que hasta ahora los hipotecados han pagado de más por sus hipotecas IRPH y obligando a los consumidores a firmar una cláusula que les impide iniciar acciones judiciales posteriores".



Mientras tanto, la firma de servicios legales aconseja leer detenidamente la oferta de la entidad financiera y consultarla con algún experto. En el caso de aceptar el cambio por el euríbor comoíndice de referencia para la hipoteca, se llevaría a cabo a través de una novación. En esta operación, si el banco acepta el cambio abre la puerta a modificar cualquier condición. Además, implica unos gastos, como la comisión por novación si el préstamo se ha firmado hace menos de tres años.



"Es fundamental leer bien el acuerdo y si no acceden a devolver la cantidad correspondiente y obligan a firmar cláusulas que impidan presentar una posterior reclamación, el consumidor debe ser cauto". Y es que, los bancos, que se enfrentan a una reclamación media por IRPH de 20.000 euros, están obligando a los hipotecados a renunciar a acciones de reclamación posteriores. Esto supone que no se restituirá ningún importe, ni se reducirá al capital pendiente, ni tampoco se podrá acudir a los Tribunales para conseguirlo, al menos, hasta que el TJUE se pronuncie sobre la validez de estos acuerdos. "Ante este tipo de imposición, es mejor no aceptar la modificación al euríbor y esperar a la sentencia del TJUE", señala Reclamador.



Otra cosa que puede hacerse es la subrogación de la hipoteca. Implica el cambio del préstamo a otro banco que ofrezca mejores condiciones o ponerlo a nombre de otro titular. En este caso, aunque conlleva gastos adicionales, no es necesario solicitar permiso al banco y éste no puede imponer ninguna renuncia a reclamar las cantidades pagadas de más por haber tenido un préstamo referenciado al IRPH. También está la opción de firmar una nueva hipoteca fija o una ligada al euríbor para cancelar el actual préstamo hipotecario con IRPH. Es cierto que conlleva un doble gasto, pero de esta manera no se pierde el derecho a reclamar, ya que la entidad no puede negarse tampoco a practicar y certificar dicha cancelación.



RECLAMACIÓN



En cualquier caso, la decisión que se tome debe pasar siempre por no renunciar al derecho a reclamar al banco la devolución de las cantidades pagadas de más, y, en su caso, reducir la deuda pendiente. Los expertos legales señalan la importancia de presentar la reclamación mientras se espera la sentencia de la Justicia Europea, "pues antes de iniciar la vía judicial es necesario negociar con la entidad bancaria para intentar llegar a un acuerdo que proteja los derechos de los afectados por IRPH. Si esta vía fuera infructuosa, el siguiente paso es acudir a los tribunales, lo cual habrá que esperar a conocerse la decisión del TJUE".



Según los cálculos de Asufin, el impacto económico de las demandas sobre hipotecas referenciadas al IRPH asciende a 25.000 millones de euros, con un millón de afectados. Mientras, las entidades españolas afirman que su exposición es de algo más de 16.500 millones, y Goldman Sachs apuntó que la anulación de cláusulas IRPH costaría hasta 44.000 millones a la banca.