El Ibex salda la semana con una caída deI 1,5% y sin los 8.800 puntos

Fuente: WFG
09/08/2019 17:54

MADRID, 09 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Tras dos días de rebote, los parqués europeos no han tenido fuerza para estirar el avance. El alivio porque China no se ha metido de lleno en una guerra de divisas a través del tipo de cambio del yuan ha quedado eclipsado por las turbulencias políticas y económicas que han azotado al Viejo Continente este viernes y las bolsas han cambiado de signo. El Ibex ha saldado la semana con una caída del 1,57%, en 8.757 puntos. Solo este viernes, el selectivo español se ha dejado un 1,25%.



Los números rojos han llegado a casi todos los valores, en un giro de 180 grados de la situación vivida el jueves. El sector bancario ha sido el que más se hunde. Así, BANKIA (-2,77%), CAIXABANK (-2,58%) y Santander (-2,18%) han sido de los más castigados. Aunque los valores que más han caído este viernes han sido MásMóvil, que se ha dejado un 7,2% en medio de un fuerte volumen de negociación. Y las acereras, ARCELORMITTAL (-6,9%) y ACERINOX (-3,3%). En verde, han aguantado CELLNEX (+1,5%) y MERLIN Properties (+1,1%).







La jornada de este viernes ha vuelto a estar marcada por la crisis política de Italia y los malos datos macro a Alemania. Y a los bancos les ha pasado más factura que al resto, en una sesión especialmente clave para el selectivo español.



En Italia, el viceprimer ministro Matteo Salvini dio por rotas la coalición de gobierno este jueves y pidió elecciones cuanto antes. En Alemania ha vuelto la preocupación macro. O quizás nunca se fue.



La balanza comercial y los datos deimportación y exportación del gigante de la Eurozona han estado por debajo de lo esperado. Los de Merkel vuelven a revivir el fantasma de la desaceleración económica... y las primas de riesgo así lo certifican. la italiana sube hasta los 235 puntos y la española está en 85 puntos.



En Europa, el índice FTSE MIB ha perdido un 2,5% y ha encabezado las pérdidas en los mercados bursátiles europeos (Dax: -1,3%, Cac: -1,1%, FTSE 100: -0,44%). La bolsa de Londres ha sido la más moderada pese a que la economía de Reino Unido ha caído en el segundo trimestre del año por primera vez en siete años. Entre abril y junio, el Producto Interior Bruto (PIB) se situó en el -0,2%.



ANÁLISIS TÉCNICO



A pesar de las caídas de este viernes, el escenario de continuidad en el rebote "no tiene por qué quedar anulado". O al menos "no será así" en la medida en que se respete el último mínimo decreciente (8.679). Y mientras tanto, "seguimos mirando hacia los 8.900 puntos como primera resistencia y, por encima, los 9.000-9.100 puntos" ha explicado el analista técnico de Bolsamanía, José María Rodriguez.



"Pero siempre dentro de un movimiento correctivo mayor, ya que entendemos que estamos ante un simple rebote (fase de reacción) de las importantes caídas previas". En cualquier caso, lo más importante de lo acontecido en los mercados esta semana es que los índices "nos han dejado muy claro dónde están lo soportes a respetar": los mínimos semanales que se marcaron en la sesión de este martes (para los índices europeos), ha añadido.



De manera que si tras el rebote actual, que puede prolongarse en las próximas sesiones, se perforaran los mínimos de esta semana "convendría extremar la cautela". Ya que muchos de los índices europeos "estarían construyendo importantes formaciones de implicaciones bajistas". Resumiendo, los mínimos de esta semana "pasan a convertirse en soportes clave" ha concluido.



cierreibex090819







ASIA Y EEUU



El mercado también seguirá pendiente del 'toma y daca' arancelario y del tipo de cambio del yuan "que ha sido un importante impulsor del mercado esta semana", indica Stephen Innes, analista de VM Markets.



Este viernes, el BANCO POPULAR de China sigue con el giro de su política sobre el yuan y ha vuelto a permitir que la moneda se debilite por encima de los 7 yuanes por dólar, por segundo día consecutivo. El banco central ha ubicado el punto medio cambiario, alrededor del que sólo permite fluctuar la moneda un 2%, en los 7,0136 por dólar, su nivel más débil desde el 3 de abril de 2008. Esta paulatina devaluación de la moneda a través del anclaje diario, sin embargo, no genera tanta preocupación como cabría esperar, ya que sigue situándose por encima de las expectativas.



Por otra parte, el presidente de los EEUU, Donald Trump, ha seguido desviando el foco de China a la Reserva Federal de EEUU (Fed). El jueves ha reiterado su ataque del miércoles: "Lo han hecho mal en cada paso que han dado ¿Se imaginan qué pasaría si acertaran?", ha comentado en Twitter.



Como era de esperar, la respuesta de la Casa Blanca al conato de guerra de divisas es rebajar al dólar verbalmente. En varios tuits enlazados, Trump se ha mostrado partidario de un dólar más débil respecto al resto de divisas para favorecer la competitividad de las empresas americanas, para lo cual ha vuelto a pedir a la Fed que baje los intereses.



Así las cosas, los parqués asiáticos han cerrado mixtos este viernes. Las bolsas chinas han cedido un 0,5% Shanghai y casi un 1% Shenzhen lastradas por los datos de inflación que muestran como los precios se han disparado en julio hasta el 2,8%, comparado con el año anterior, el porcentaje más elevado desde febrero de 2018.



El Nikkei, en cambio, ha subido un 0,44%, después de que Japón haya publicado un avance mejor de lo esperado en su economía. El PIB nipón experimentó su tercera expansión trimestral consecutiva de abril a junio, cuando creció a una tasa anualizada del 1,8% en el período, según datos del gobierno. Muy por encima mucho mejor del pronóstico del mercado, que esperaba un avance del 0,4%.



Mientras que Wall Street opta por caídas del 1% este viernes, tras el rebote del martes, miércoles y jueves. En estas tres jornadas se recuperaron de la fuerte caída del lunes, cuando la bolsa de Nueva York sufrió la mayor caída del año en bolsa (-3%).