El Ibex, con ganas de seguir estirando el rebote hasta los 8.900 puntos

Fuente: WFG
09/08/2019 08:25

MADRID, 09 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Tocaba rebotar. El alivio porque China no se ha metido de lleno en una guerra de divisas a través del tipo de cambio del yuan siguió aupando las bolsas mundiales este jueves. Europa y Wall Street avanzaron con ganas y, de hecho, EEUU lograba borrar las pérdidas del lunes. En el Ibex, el auge se tradujo en una reconquista de los 8.800 puntos, lo que ubica los 8.900 como siguiente objetivo de subidas.



Con todo, los futuros europeos vienen con marginales caídas, pero no eclipsan cierto optimismo que llega desde el punto de vista del análisis técnico, sobre todo si este viernes consigue estirar sus alzas. "De alguna manera el precio nos podría estar dibujando un pequeño 'martillo' desde la zona de soporte del 61,8-66% de ajuste/retroceso de Fibonacci de toda la subida desde los mínimos de diciembre" ha explicado el analista técnico de Bolsamanía, José María Rodríguez.



Dicho esto y en el más corto plazo, "la siguiente zona de resistencia la encontramos en los 8.900 puntos", antes soporte (mínimos de junio).



En el plano empresarial, empujaron Santander y BBVA, con alzas de más del 2% y ENCE y ARCELORMITTAL. De hecho, este último, el termómetro del Ibex en la guerra comercial, sigue negando las brutales caídas y avanzó más de un 4%. En cualquier caso, el mercado seguirá pendiente del 'toma y daca' arancelario y del tipo de cambio del yuan "que ha sido un importante impulsor del mercado esta semana", indica Stephen Innes, analista de VM Markets.



Este viernes, el BANCO POPULAR de China sigue con el giro de su política sobre el yuan y ha vuelto a permitir que la moneda se debilite por encima de los 7 yuanes por dólar, por segundo día consecutivo. El banco central ha ubicado el punto medio cambiario, alrededor del que sólo permite fluctuar la moneda un 2%, en los 7,0136 por dólar, su nivel más débil desde el 3 de abril de 2008. Esta paulatina devaluación de la moneda a través del anclaje diario, sin embargo, no genera tanta preocupación como cabría esperar, ya que sigue situándose por encima de las expectativas.



Por otra parte, el presidente de los EEUU, Donald Trump, ha seguido desviando el foco de China a la Reserva Federal de EEUU (Fed). El jueves ha reiterado su ataque del miércoles: "Lo han hecho mal en cada paso que han dado ¿Se imaginan qué pasaría si acertaran?", ha comentado en Twitter.



Como era de esperar, la respuesta de la Casa Blanca al conato de guerra de divisas es rebajar al dólar verbalmente. En varios tuits enlazados, Trump se ha mostrado partidario de un dólar más débil respecto al resto de divisas para favorecer la competitividad de las empresas americanas, para lo cual ha vuelto a pedir a la Fed que baje los intereses.



A pesar de estas tensiones, la figura del jueves de Wall Street ha permitido que recupere las caídas del lunes del 3%. Los parqués asiáticos vienen mixtos este viernes. Las bolsas chinas han cedido un 0,5% Shanghai y casi un 1% Shenzhen.