Madrileña Red de Gas acusa a la CNMC de paralizar el sector tras proponer recortes

Fuente: WFG
22/07/2019 13:32

MADRID, 22 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Madrileña Red de Gas ha acusado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de generar "parálisis" en el sector gasista con su propuesta de recorte a la retribución a las instalaciones de gas natural y ha pedido al regulador que reconsidere su propuesta. Es más, estima que si la propuesta llegara a implementarse en su totalidad supondría una caída en la retribución de al menos un 32% para el sector.







En un comunicado, la compañía, que es el tercer mayor distribuidor de gas en España por número de puntos de suministro, con una cuota en torno al 11%, estima que si la propuesta llegara a implementarse en su totalidad supondría una caída en la retribución de al menos un 32% para el sector, "según los cálculos del regulador que aún no hemos podido verificar (e incluso mayor para algunas compañías)", añade.







Para la empresa presidida por Pedro Mielgo, la propuesta de la CNMC, que plantea recortes en el siguiente periodo regulatorio del 17,8% a la distribución de gas y del 21,8% a la de transporte de gas y regasificación, "cambia totalmente" el modelo de retribución y no trata de mejorar la calidad del servicio prestado por las empresas gasistas.



Asimismo, advierte de que de llevarse a cabo las medidas propuestas por la CNMC se produciría la parálisis del sector del gas, con la consecuente suspensión de inversión futura en crecimiento del sistema y con repercusiones relevantes en términos de generación de empleo ydesarrollo económico.



ADVIERTE DE UN PERIODO DE "COMPLEJOS LITIGIOS LEGALES"



También señala que esta parálisis del sector llevaría a una "significativa destrucción de empleo", tanto en el sector del gas como en sus proveedores e instaladores, así como a "un largo periodo de complejos litigios legales, causados por una reducción en retribución imprevisible y sin precedentes en cuanto a su magnitud", además de a un incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) y contaminación (NOx, partículas,..), al no sustituir el gas natural a otros combustibles más contaminantes como el carbón, gasóleo y GLP, "como viene haciendo estos años".



Por otra parte, considera que el plazo de información pública de las circulares de la CNMC, que expira el próximo 9 de agosto, "no es suficiente para debatir un modelo regulatorio completamente nuevo para el sector, con consecuencias tan relevantes para el sector energético y para el conjunto de la sociedad española".



Asimismo, rebate el argumento de la CNMC para justificar la necesidad de esta nueva regulación del alto precio del gas para el consumidor final y subraya que "no tiene proporción en comparación con el daño que infligirán a la viabilidad futura del sector".



A este respecto, Madrileña Red de Gas subraya que los costes de distribución de gas en España representan tan solo el 10% del coste total para los usuarios finales y que España tiene una de las retribuciones más bajas de Europa, con 175 euros por punto de suministro, frente a la media de la UE de 220 euros por punto de suministro.



De esta manera, estima que, si se aplicase la propuesta, la nueva retribución se vería recortada hasta los 119 euros por punto de suministro, un 45% inferior a la media europea.



POSPONE SU PLAN DE INVERSIONES



De esta manera, Madrileña Red de Gas señala que, a pesar de que está comprometida a continuar con sus esfuerzos para contribuir en la transición energética, "desafortunadamente la incertidumbre creada por la propuesta de la CNMC ha llevado a posponer su plan de inversiones hasta tener más claridad sobre las medidas".



La gasista asegura que remitirá en las siguientes semanas alegaciones a la propuesta de la CNMC "con la esperanza de poder definir un marco que permita servir a los clientes finales y a la sociedad, y conciliar todos los intereses por los que debe velar el regulador".



Cabe recordar que la agencia de calificación Fitch situó hace dos semanas la perspectiva del rating de las gasistas españolas (Enagás, NATURGY y Madrileña Red de Gas) en 'negativa', lo que anticipa la posibilidad de que finalmente recorte las calificaciones de estas compañías (la de Madrileña Red de Gas se sitúa actualmente en 'BBB-'). La agencia explicó que tomaba esta decisión tras los cambios regulatorios anunciados por la CNMC.