El IPC de Japón se modera al 0,6% y marca mínimos de dos años

Fuente: WFG
19/07/2019 09:40

MADRID, 19 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- La tasa de inflación interanual de referencia en Japón, que excluye el efecto de la volatilidad de los precios de los alimentos frescos, se situó en junio en el 0,6%, dos décimas por debajo de la lectura de mayo, lo que supone la menor subida de los precios en el país nipón desde julio de 2017, alimentando así las expectativas de una renovada intervención del Banco de Japón.



La llamada inflación supersubyacente, que además de los costes de los alimentos frescos también excluye el impacto de los precios de la energía, se situó en junio en el 0,5%.



En comparación con el mes anterior, la tasa de inflación de referencia de Japón registró un retroceso del 0,1%, mientras que al dejar fuera los alimentos frescos y la energía los precios no experimentaron variaciones respecto de mayo.



Las mayores subidas de precios interanuales durante el pasado mes de junio se registraron en el apartado de combustibles, agua y luz, con un incremento del 2,2%, mientras el transporte y las comunicaciones se abarataron un 1,3% anual.



El Banco de Japón, que inició en 2013 un programa de relajación cuantitativa y cualitativa de su política monetaria, se ha comprometido a mantener su política de tipos ultrabajos "al menos hasta alrededor de la primavera de 2020", después de haber revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento e inflación para Japón.



De este modo, la entidad pronostica una expansión en 2019 del 0,8% y del 0,9% para el próximo año, mientras que, de cara a 2021, el instituto emisor japonés prevé que el PIB crecerá un 1,2%.



En cuanto a los precios, el Banco de Japón anticipa que la inflación se situará en 2019 en el 1,1%, mientras que para 2020 prevé que los precios suban un 1,4% y un 1,6% en 2021, aún por debajo del objetivo de estabilidad de la entidad del 2%.



El próximo mes de octubre, el Gobierno de Japón tiene previsto elevar el IVA al 10% desde el actual 8%, después de haber aplazado este incremento, previsto para 2017, tras una primera subida desde el 5%, realizada en abril de 2014, el primer alza del IVA en Japón en 17 años.