Sánchez asume una "crisis" de investidura y niega cargos a Podemos

Fuente: WFG
11/07/2019 10:31

MADRID, 11 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, ha afirmado hoy en Los Desayunos de TVE que "hoy llamaré al señor Iglesias para poner en marcha dos equipos que hablen de lo que importa a los ciudadanos y, a partir de ahí, vayamos planteando una solución" tras reconocer "una crisis de investidura".







Sánchez ha aprovechado la ocasión para volver a cerrar la puerta a la entrada de Unidas Podemos en un teórico gobierno de izquierdas: "Un Gobierno debe tener cohesión interna y, a nosotros, nos unen las políticas sociales pero nos separan las de Estado", ha destacado en alusión a la postura de la formación morada en materias como la consideración de los presos políticos.



El candidato socialista ha vuelto a reincidir en que "España necesita un Gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas". Además, vuelve a pedir a la derecha la abstención y reitera que ve en Unidas Podemos "a su socio ideológico" y, por tanto, como su principal alternativa para lograr los apoyos necesarios en la inminente investidura.



A su vez, Sánchez ha reconocido que "la principal responsabilidad de que haya Gobierno la tiene el PSOE pero no solo depende de nosotros, incumbe también a todos los españoles y, en consecuencia, a todos los partidos".



Respecto a un supuesto gobierno de coalición con el apoyo de Ciudadanos, entre otros, Sánchez ha recalcado su buena relación con Albert Rivera aunque ha vuelto a subrayar su preferencia: "Quiero entenderme con Unidas Podemos, no con Ciudadanos".



EL MECANISMO ANTIBLOQUEODE INVESTIDURAS



Sánchez ha anunciado que pedirá la reforma del artículo 99 de la Constitución porque "tenemos que encontrar un mecanismo que permita la investidura para evitar la repetición sistemática electoral".



El socialista ha recalcado que esta será "la primera medida parlamentaria que voy a proponer" en la inminente sesión de investidura en la que, a su vez, espera tener el apoyo de Unidas Podemos, al que ha negado una vez más cargos en un teórico gobierno de izquierdas.