Ponce (FROB) asegura que la liquidación del Popular se realizó con "poquísimo tiempo" y "gran presión"

Fuente: WFG
10/07/2019 13:44

MADRID, 10 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, ha reconocido este miércoles que el proceso de liquidación del BANCO POPULAR se llevó a cabo "en medio de una gran presión" y que se dispuso de "poquísimo tiempo" para la operación.



Durante su intervención en una conferencia sobre 'El papel del MEDE en la zona euro', organizada por el Ministerio de Economía, Ponce ha reconocido que la liquidación de una entidad como el Banco Popular "no es algo fácil de hacer para nada".



Ponce ha indicado que se disponía de "poquísimo tiempo", si bien "todo el mundo arrimó el codo para poder trabajar juntos", y de ello se extrajeron lecciones para el futuro.



En este sentido, ha apuntado que se llegaron a tomar decisiones "de un día para otro" y ha apuntado que la directiva se centraba en la solvencia y la recapitalización, pero no tanto "en qué pasaba el día después" de la liquidación de una entidad.



Eso sí, ha valorado la necesaria cooperación y la coordinación que se produjo entre las instituciones europeas y España, en un proceso inédito hasta entonces.



El pasado 6 de junio se cumplieron dos años desde que Banco Popular se convirtió en la primera entidad intervenida por la Junta Única de Resolución (JUR) y fue vendida a BANCO SANTANDER por el simbólico precio de un euro.



El proceso de liquidación de la entidad desencadenó un extenso abanico de contingencias por la responsabilidad de lo acontecido en el banco con los 305.000 accionistas y bonistas que perdieron su dinero a raíz de esta actuación, con litigios que se dirigen contra los antiguos gestores de la entidad y contra todos los organismos que tuvieron que ver en su resolución, como el FROB y la JUR.



LOS RETOS DEL SECTOR: RENTABILIDAD, CONFIANZA Y DIGITALIZACIÓN



Por otra parte, Ponce ha tildado de "éxito" el rescate bancario español, ya que consiguió los objetivos de aumentar la resistencia a largo plazo del sector y el acceso a los mercados, y ha asegurado que las consecuencias de no haber utilizado los 41.000 millones de euros de fondos públicos del MEDE hubiesen sido "mucho peor".



"Nuestro programa fue una señal de alarma para las autoridades para que se construyese la Unión Bancaria, fue un resultado muy positivo", ha remarcado.



No obstante, ha advertido del riesgo de caer en la "autocomplacencia", ha marcado que quedan pendientes distintos asuntos relativos a la Unión Bancaria y ha citado como desafíos del sistema financiero español el alcanzar el "equilibrio" entre rentabilidad y eficiencia para gestionar el marco actual, el reto de la digitalización para ser competitivos y la reputación.



Según Ponce, se ha reinstaurado la confianza en los bancos respecto a su solvencia pero no en lo que se refiere a su comportamiento. "Es muy difícil generar confianza en cuanto a la manera de hacer negocio", ha apuntado.