La lira turca, estable en medio de las conversaciones comerciales entre Turquía y EEUU

Fuente: WFG
30/05/2019 08:15

MADRID, 30 MAY. (Bolsamania.com/BMS) .- Ankara y Washington han escenificado los últimos días una aproximación en materia de comercio exterior que se ha traducido en una rebaja de los aranceles mutuos. Desde que el pasado 17 de mayo, EEUU anunció que dejaba a la mitad los aranceles sobre el acero turco, la lira se ha recuperado contra el dólar y cotiza en 6 unidades por cada billete verde.







Lejos quedan los mínimos de siete meses alcanzados a inicios de mayo, en los 6,25 dólares. Desde entonces, la moneda turca ha remontado más de un 3,5% y los inversores celebran los contactos entre ambos países. Sin embargo, la tensión diplomática entre ambas naciones también gira en torno a la detención y condena de varios ciudadanos estadounidenses en Turquía, uno de los cuales -el antiguo científico de la NASA Serkan Golge-- ha sido liberado este mismo miércoles.



Esta pasada madrugada, los presidentes de Estados Unidos y Turquía, Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, han mantenido una conversación para abordar asuntos comerciales y la decisión de Ankara de comprar un sistema antimisiles a Rusia.



La Casa Blanca ha indicado en un comunicado que entre los asuntos tratados han estado "el deseo compartido de incrementar el comercio (bilateral) y la decisión del presidente (Trump) de reducir los aranceles al acero a Turquía del 50 al 25%". A su vez, el país otomano también ha recortado a la mitad los impuestos sobre 22 mercancías de EEUU.



Asimismo, ambos mandatarios han conversado sobre el plan de Ankara para comprar el sistema antimisiles ruso 'S-400' y han agregado que "continuarán las discusiones"durante la cumbre en Osaka.



Las autoridades de Estados Unidos dejaron de suministrar a principios de abril material para el caza 'F-35' a Turquía dado el acercamiento de Ankara a Rusia, lo que supone el primer movimiento por parte de Washington de bloquear el envío de este tipo de aviones de combate a un aliado de la OTAN.



Erdogan ha rechazado renunciar al sistema ruso 'S-400' a pesar de que Estados nidos había alertado de que la decisión comprometería la seguridad del 'F-35'.