Villar Mir reduce al 33% su participación en OHL mientras negocia su venta

Fuente: WFG
09/05/2019 16:10

MADRID, 08 MAY. (Bolsamania.com/BMS) .- El Grupo Villar Mir ha reducido hasta el 33,3% la participación del 34,6% que hasta ahora mantenía en OHL, al vencer contratos de derivados que tenía suscritos sobre títulos de la constructora.



La corporación de Juan Miguel Villar Mir continúa así disminuyendo su porcentaje en OHL, después de que hace un año, en el verano de 2018, perdiera por vez primera la cota del 50% al vender un 12,2% de su capital para amortizar deuda. Posteriormente, a comienzos del pasado mes de febrero, perdió la marca del 35%, también en ese caso por el vencimiento de contratos de derivados.



En virtud de la actual operación, el grupo ha cedido un 1,3% de OHL mediante el vencimiento de parte de los 'equity swaps' que tiene contratados con Société Générale y Natixis, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).



La nueva disminución de participación tiene lugar meses después de que el grupo informara de que ha contratado precisamente a Société Générale para evaluar las eventuales ofertas de compra que reciba por su porcentaje en OHL. En ese momento, a mediados del pasado mes de marzo, Villar Mir tan sólo indicó que "hasta la fecha" sólo había recibido "contactos preliminares" de posibles interesados.



No se trataba de la primera ocasión en que la corporación reconoce contar con muestras de interés por OHL. En septiembre de 2017, confirmó la recibida de China State ConstructionEngineering Corporation (CSCE), uno de los mayores grupos constructores del mundo, en ese caso para tomar una participación de la firma española, que finalmente no se concretó.



Villar Mir sigue reduciendo su posición en OHL mientras la compañía continúa trabajando en completar su reestructuración para superar las pérdidas y volver a ser rentable.



La constructora, que el próximo lunes presentará sus resultados trimestrales, encadenó en 2018 su tercer ejercicio consecutivo en 'números rojos', al cerrar el año con una pérdida neta de 1.529 millones de euros como consecuencia de las ventas de activos, fundamentalmente de las divisiones de Concesiones y Desarrollos, y del saneamiento de su cartera de proyectos de obras internacionales.