Santander quiere acordar el ERE antes de agosto y completarlo en 2019

Fuente: WFG
08/05/2019 16:47

MADRID, 08 MAY. (Bolsamania.com/BMS) .- Santander ha celebrado este miércoles la primera reunión con los representantes de los trabajadores para negociar las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pondrá en marcha una vez integrado Popular. La entidad tiene el objetivo de alcanzar un acuerdo antes del mes de agosto, para poder aplicarlo antes de que termine 2019, según informan fuentes sindicales.



El banco ha justificado el ajuste ante los sindicatos alegando causas organizativas y productivas. En concreto, achaca la necesidad de recortes a las duplicidades que implica en la red la integración de las oficinas de Popular. El plan de la entidad es que en julio de este año todas sus oficinas, las de Santander y las de Popular, sean uniformes. Además, el banco apunta que el ERE es necesario por los retos de la digitalización y sus consecuencias en la relación de la entidad con los clientes.







No obstante, Santander no ha ofrecido a los sindicatos ninguna cifra, ni sobre trabajadores afectados ni sobre oficinas cuyo cierre es necesario. Hace semanas, la plantilla temía que afectara a entre 3.000 y 4.000 trabajadores, consecuencia del cierre de unas 1.100 o 1.200 sucursales.



Hace un par de meses, los sindicatos alertaban de que, aunque el ERE se dirigirá a la plantilla de las oficinas, será inevitable que afecte a los empleados de las direcciones territoriales.



Dependiendo de qué provincias se vean más afectadas por el ajuste, en la misma medida lo estará cada una de las trece direcciones territoriales en las que se estructura Santander España, que son responsables de la red de cada provincia.



Así se lo ha confirmado la entidad a los sindicatos, pues les ha indicado que el ajuste afectará a los servicios centrales, que ya sufrieron un ERE el pasado año, y a la plantilla de la red comercial.



La dirección de Santander, de acuerdo con las mismas fuentes, tiene la intención de mejorar las indemnizaciones mínimas incluidas en el Estatuto de los Trabajadores. El ERE anterior, que también tuvo que acometer por la integración de Popular, terminó afectando a unos 1.100 empleados.