VOX anulará la liquidez a los 10 años en los planes de pensiones y Podemos sus deducciones

Fuente: WFG
17/04/2019 09:28

MADRID, 16 ABR. (Bolsamania.com/BMS) .- Los planes de pensiones privados también entran en campaña electoral de cara al próximo 28A. De los cinco grandes partidos en liza, tres quieren tocar su fiscalidad o su régimen. Si llega al Gobierno, VOX anulará su reciente supuesto de liquidez a los diez años, mientras que Podemos eliminará sus deducciones, algo que ya pidió a Pedro Sánchez en el verano de 2018 para apoyar la senda de déficit y sus Presupuestos Generales del Estado. Por su parte, el PP quiere extender sus beneficios fiscales a la vivienda habitual y a los planes de ahorro.



Estas propuestas han sido recopiladas por Inverco en un documento comparativo que ha distribuido entre sus asociados, las gestoras, y al que ha tenido acceso Bolsamanía. En el mencionado documento, se tratan las propuestas electorales relevantes de PP, PSOE, Ciudadanos, Unidas Podemos y VOX en materia de fiscalidad de fondos de inversión, sicav y planes de pensiones.







Los dos únicos partidos que en sus programas no llevan nada a este respecto son el PSOE y Ciudadanos. Por su parte, el PP no habla de fondos ni de sicav, pero sí de los planes de pensiones. El grupo de Pablo Casado quiere imponer un "blindaje fiscal del ahorro para la jubilación" que, entre otras cosas, extienda los beneficios fiscales de los planes privados a la vivienda habitual y a los planes de ahorro.



MARCHA ATRÁS A LA REFORMA FISCAL DE RAJOY



Los más ‘beligerantes’ con los productos de inversión colectiva y pensiones son VOX y Podemos. El partido de Santiago Abascal aboga por quitar el supuesto de liquidez a los diez años en los planes de pensiones. Esta apertura se introdujo en la reforma fiscal de 2014 de Mariano Rajoy y, en 2018, se aprobó legalmente la capacidad de los partícipes para rescatar sus ahorros en estos vehículos a partir de 2025, para inversiones con diez años de antigüedad. Sin embargo, el pasado febrero las gestoras claudicaban y reconocían que este nuevo supuesto de liquidez no ha reactivado las ventas de los planes privados.







No obstante, VOX quiere reforzar las desgravaciones a sistemas de previsión social, con un importe máximo anual de reducción que será el menor de los dos siguientes: el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas del ejercicio o 10.000 euros. De esta forma, también da un paso atrás sobre la reforma fiscal de Rajoy.



Desde 2015, la aportación máxima a planes de pensiones está limitada a 8.000 euros, si bien antes lo estaba a 10.000 euros. Además, VOX plantea un incremento progresivo de la aportación máxima en 1.000 euros (hasta los 11.000 euros anuales) para los ahorradores de más de 55 años y hasta los 60 años, y en 1.500 euros (hasta los 12.500) entre los 61 y los 67 años de edad. Antes de la reforma fiscal del PP, la aportación máxima anual a planes de pensiones era de 12.500 euros para los de 50 años o mayores.



Por otro lado, el partido de Abascal defiende mantener el tipo del 1% para "ciertas entidades de inversión colectiva", que Inverco concreta en los fondos y las sicav.



PODEMOS CALIFICARÁ A LAS SICAV DE "PARAÍSO FISCAL INTERIOR"



Mientras, el partido de Pablo Iglesias y su unión con IU y Equo batallarán contra los paraísos fiscales interiores. El vehículo sobre el que más carga Unidas Podemos son las sicav. Su intención es calificar de "paraíso fiscal interior" el régimen de estas sociedades de inversión para, más tarde, eliminarlo, medida que extendería a los fondos. Ambos vehículos comparten la misma fiscalidad específica del 1%. Además, Unidas Podemos eliminará los beneficios fiscales -las deducciones- a la inversión en planes de pensiones privados.



A pesar de que el PSOE no lleva nada en su programa electoral que tenga que ver con fondos, sicav o planes, hay que recordar que el Gobierno de Sánchez otorgaba a la Agencia Tributaria la competencia para comprobar si las sicav cumplen los requisitos legales para constituirse como tales, es decir, el criterio de los 100 partícipes. Esta medida la incluyó en la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que finalmente no fueron aprobados y, por eso, se convocaron las elecciones del 28A. Aunque no aparezca en su programa, podría seguir encima de la mesa.