Mediaset busca aliados para formar una plataforma de pago y plantar cara a Netflix

Fuente: WFG
05/04/2019 09:28

MADRID, 04 ABR. (Bolsamania.com/BMS) .- MEDIASET explora una alianza europea para crear una megaplataforma de pago internacional y frenar el avance del gigante Netflix. La caída del mercado publicitario y el cambio de hábitos de consumo de los espectadores han forzado un cambio en el modelo de negocio que logre mejorar la monetización de los contenidos. No es la primera vez que lo intenta, pero esta vez el grupo italiano quiere sumar fuerzas con otras empresas audiovisuales europeas contra la estadounidense, cuya capitalización es 44 veces superior al del emporio de Silvio Berlusconi.



Al avance logrado en Europa de los titanes estadounidenses Netflix y Amazon se suma la pérdida de interés de la televisión convencional y las fluctuaciones del mercado publicitario. Por eso, el siguiente paso de Mediaset estará en el negocio de pago, según fuentes cercanas a la compañía, que explican que ya está enfocando el grueso de sus recursos en España hacia una nueva unidad digital basada en los contenidos de pago.



Sus planes, más allá de sumar fuerzas, son impulsar una plataforma de pago a nivel europeo para que los ingresos vengan no solo de la publicidad, sino de las suscripciones, señalan estas fuentes. En ella, diferentes compañías audiovisuales del continente compartirán sus producciones en diferentes idiomas y formatos. Un modelo que sus temidos rivales han demostrado que puede conquistar el corazón del cliente si se sabe nutrir de contenidos atractivos.



El presidente de Mediaset, Fedele Confalonieri, ha confirmado que el grupo está "estudiando posibles acuerdos", aunque todo está en una fase inicial. Las palabras de Confalonieri auparon la acción de Mediaset en Milán más de un 3% este miércoles, mientras que su filial española cerraba con un alza del 2,73%.



Entre las puertas que se están tocando se encontraría el grupo alemán ProSiebenSat.1 Media, apunta Reuters, un detalle que el presidente de Mediaset no confirmó. Consultado sobre estas operaciones, el grupo ha declinado pronunciarse.



Aunque no ha puesto fecha a los planes, Confalonieri adelantó que esta primavera se podría "ver algo", "pero no depende sólo de nosotros", indicó a la prensa local. En sus declaraciones se rescató el fallido acuerdo con Vivendi de hace tres años. En 2016 el grupo italiano y el francés pactaron un intercambio ACCIONArial para crear un gigante audiovisual que frenara a Netflix. Tres meses después, Vivendi pidió revisar el acuerdo y elevar su participación en Mediaset, algo que no cayó muy bien en Italia. Al final de ese año, la francesa se hizo casi con un tercio de Mediaset, un movimiento que les llevó a tribunales en un cruce de acusaciones por el intento de hacerse con la empresa de forma hostil.







LOS PLANES PASAN POR ESPAÑA



Para los analistas, los planes paneuropeos del grupo italiano pasan casi obligatoriamente por España. De hecho, a principios de año, los títulos de Mediaset España -filial en la que el grupo de Berlusconi tiene un 50,2% del capital- se disparaban al renovado rumor de opa por parte de la matriz italiana que daría comienzo a estos planes. Los expertos insisten en que la ruta de su proyecto internacional empiezan por consolidar el negocio en España, donde Mediaset es líder con ocho canales, para poner el foco después en Alemania y Francia.



En España, el grupo que dirige Paolo Vasile ha contenido el mordisco de Netflix a base de contención de gastos y diversificación de ingresos, con una clara apuesta por el entorno digital. En un esfuerzo por acercar los entornos a los que plataformas de streaming como Netflix han logrado, Atresmedia, Mediaset y RTVE lanzaron el año pasado LovesTV. La plataforma agrupa todos los canales de los tres grupos y los usuarios con 'smart tv' acceden a través del 'botón azul' de sus mandos a un sistema agrupado que da flexibilidad más allá del directo al visionado de los contenidos.



En Italia, Mediaset puso en marcha en 2018 Mediaset Play, una aplicación compatible con dispositivos móviles, ordenadores y televisiones en alianza con FreeWheel y Comcast Technology Solutions (CTS), ambas parte de Comcast Cable. La sustituta de Mediaset On Demand le ha permitido ampliar el público al que llegan sus contenidos y, con ello, dar un impulso a la monetización de sus productos. Cuánto más amplio es su abanico de espectadores, mayores los ingresos por publicidad. La aplicación estaba operativa durante la Copa Mundial de la FIFA y le permitió alcanzar unos 300 millones de espectadores por partido y 35 millones de visitas en línea y móviles.