Lombard Odier: "Solo daremos asesoramiento financiero a clientes con más de dos millones"

Fuente: WFG
14/03/2019 09:24

MADRID, 13 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- El banco privado suizo Lombard Odier se ha adaptado "fácil y rápidamente" a MiFID II. Mientras que otros grupos se afanan en discernir a qué clientes es rentable dar asesoramiento financiero bajo la nueva normativa europea, Lombard Odier ya lo tiene claro. "Solo daremos asesoramiento a patrimonios de más de dos millones de euros. Con menos de esa cifra, cuesta mucho" por los altos costes regulatorios que implica este servicio, ha asegurado su responsable en España, José Couret, en una presentación ante la prensa. En ella, además, la firma ha dado su visión de mercado para 2019: recomienda liquidez y activos alternativos y, en bolsa, prefiere Estados Unidos a Europa.



Lombard Odier se ha decantado en España por el servicio de gestión discrecional de carteras, donde tiene un 70% de su patrimonio. "Es una media inusualmente alta" dentro del sector de banca privada, afirma su managing director, quien sin embargo cree que es la fórmula más beneficiosa con MiFID II para atacar a los patrimonios más pequeños, dado que permite centralizar procesos, ganar en economías de escala y darles más libertad a los gestores para adaptarse lo antes posible a los vaivenes del mercado. En asesoramiento, tienen un 20%, y en ejecución, solo un 10%.



La firma suiza aterrizó en España en enero de 2007, pero en sus 12 años de actividad en el mercado ibérico no había dado nunca en público su visión de mercado y su estrategia de inversión. Hasta ahora. Lombard está sobreponderando en sus carteras liquidez, que pesa entre un 10% y un 12% en su cartera modelo, y activos alternativos, como el oro y otros metales industriales, infraestructuras, REIT suizos (el equivalente a las socimi) o hedge funds líquidos en formato tradicional (UCITS, en Europa), entre ellos los fondos de retorno absoluto.



Desde el pasado junio, el banco ha reducido su exposición a activos de riesgo, aunque ahora considera que es un buen momento para ir haciendo ‘carry trade’. Según Prem Thapar, su codirector de Inversiones en Europa, "hoy compensa sustituir parte de la exposición a monetarios por bonos de alto rendimiento o bonos emergentes", así como "cambiar los monetarios y la renta fija por renta variable con alta rentabilidad por dividendo".







Thapar retrasa la estimación de primera subida oficial de tipos por parte del BCE al último trimestre de 2020. No obstante, está convencido de que esta ‘nueva intervención’ por parte del organismo que dirige Mario Draghi es "puntual, transitoria, y no del calibre de los dos primeros TLTRO". Así, el mercado se dirigiría a un escenario de mayor volatilidad al retirarse los principales bancos centrales y no haber un comprador de última instancia como hasta ahora. En los últimos años, con los bancos centrales detrás, la volatilidad media de la bolsa ha estado en el 10%, y "no es lo común", resalta el gestor. A su juicio, las acciones se dirigen hacia su volatilidad histórica promedio, entre el 18% y el 20%.



BOLSA USA Y COMPAÑÍAS GRANDES



En renta variable, su posicionamiento es neutral, aunque comienza a infraponderarse. Prefieren a Estados Unidos antes que a Europa por una simple razón: "La clase media americana invierte en acciones y eso favorece el crecimiento. En Europa, no es así. Es un sitio donde vivir bien gracias al Estado del bienestar, pero no donde pondríamos el dinero en bolsa", a grosso modo, ya que "luego una buenaparte del capital generado se suele destinar a inmobiliario y no a crecimiento". Y, para invertir en bolsa, "mejor en grandes compañías que en las pequeñas" para evitar su riesgo de iliquidez en caso de que vengan mal dadas, asevera Thapar.



Si aun así un inversor quisiera adentrarse en los parqués europeos, Lombard todavía ve algún resquicio de valor. "Hay empresas en el EuroStoxx 50 con una rentabilidad por dividendo del 5% o el 6% que están muy baratas, con sesgo value. Tienen balances sólidos y están poco endeudadas", pone en contexto.



POCA ATENCIÓN A LOS POPULISMOS EUROPEOS



En el mapa de riesgos que maneja Lombard Odier para 2019, los partidos ‘populistas’ y extremistas de izquierda o derecha en Europa ocupan un lugar pequeño, por lo que las próximas elecciones al Parlamento Europeo no deberían suponer un problema para los inversores. "Los políticos nos quitan mucho tiempo, pero hay más de palabra que de obra. La política monetaria y fiscal la dicta Bruselas, así que apenas tenemos en cuenta a los populismos en nuestros comités de inversión", confiesa Thapar.



El Brexit, por el contrario, sí les obliga a los gestores a romperse la cabeza para averiguar cómo terminará y qué implicaciones tendrá para el mercado. De momento, Lombard no contempla una salida forzosa del Reino Unido no acordada con la UE. "No descartamos que se alargue el plazo de desconexión a julio o que haya un segundo referéndum", reconoce su codirector de Inversiones. Si este escenario se llegase a cumplir, los inversores podrían jugarlo de forma táctica, adquiriendo opciones de compra de la libra sobre el euro con vencimiento después de julio.