Inditex mete presión a los empleados: liga su bonus a las ventas de cada tienda

Fuente: WFG
14/03/2019 09:21

MADRID, 13 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- Los empleados de INDITEX serán este año una pieza clave para revivir las ventas del grupo. La compañía prevé dar un giro a su plan de incentivos y, a partir de este ejercicio, el bonus que reciben los empleados de sus tiendas dejará de estar ligado a los beneficios para depender directamente del cumplimiento de los objetivos que se marquen para cada establecimiento.



Así lo ha explicado este miércoles Pablo Isla, presidente de Inditex, en la presentación de los resultados del ejercicio 2018 que cerró el pasado 31 de enero. El grupo gallego incluyó en sus retribuciones en 2016 un extraordinario para que los trabajadores participaran "de forma directa" en el crecimiento de la compañía, es decir, una paga extra ligada al incremento del beneficio de la compañía. Este bonus implicaba repartir el 10% del incremento del beneficio entre toda la plantilla con una antigüedad superior a dos años.



En el ejercicio 2017, la compañía dotó este plan con 42 millones de euros (21 millones por la proporción de beneficios y la misma cantidad aportada de forma directa por la compañía) y los repartió entre los alrededor 88.000 trabajadores que tenían derecho por antigüedad. Un extra de casi 480 euros.







Para el ejercicio 2018, el bonus se ha reducido a 32 millones (7 millones provienen del beneficio y 25 los pone la empresa), y se repartirá entre los 92.000 trabajadores que cumplen la antigüedad, con lo que la paga extra quedará en unos 348 euros. En total, la compañía ha distribuido 153 millones en los tres años devigencia del plan.



OBJETIVO: INCREMENTAR VENTAS



Las ventas de la matriz de Zara, Massimo Dutti y Bershka alcanzaron los 26.145 millones de euros, un 3% más. A pesar de haber superado por primera vez la barrera de los 26.000 millones, el ritmo de crecimiento es el menor desde que salió a bolsa en 2001.



Pero Inditex se ha propuesto mejorar sus ventas y, además de los esfuerzos para optimizar la operación a través de la integración del canal físico y el online, este año pondrá presión a sus trabajadores en tienda para lograrlo. A partir de este ejercicio, esta paga extra dejará de estar ligada al beneficio y se vinculará a unos objetivos concretos marcados a cada establecimiento.



"El nuevo plan tendrá objetivos específicos que, en el caso de los equipos de tienda, estará ligado al incremento de las ventas", ha explicado Isla. Este bonus será un complemento más a las retribuciones variables que reparte la compañía y que, globalmente, suman 619 millones, indica la compañía.



Por el momento, no se han ofrecido más detalles sobre cómo se determinarán esos objetivos para los empleados que no trabajan en tienda, cómo se determinarán los incrementos y si será para toda la plantilla obviando la antigüedad. Al cierre de 2018, Inditex contaba con 174.000 empleados a nivel global, un 75% mujeres, y distribuye un total de 4.136 millones en concepto de remuneración salarial.