EBN lanza un fondo sin comisión de gestión y busca socio para su banca privada

Fuente: WFG
21/02/2019 07:35

MADRID, 20 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- EBN Banco se lanza a por el inversor privado. El banco de negocios español, liderado por los financieros José Gracia, Santiago Fernández y José María Alonso-Gamo, afronta su tercer año con los nuevos propietarios y quiere ampliar su histórica base de clientes institucionales. Ha lanzado el primer fondo español con comisión de gestión 0%, el cual invierte en los mejores gurús del value investing (entre ellos, Paramés), y busca un socio externo para su ‘banca privada’ low cost.



La firma empezará a comercializar la próxima semana el fondo de fondos EBN Sinycon Valor, que invierte en los mejores gestores value del momento, tanto españoles como internacionales. En su cartera, compuesta por casi una veintena de fondos, estará Cobas, la gestora de Paramés, pero también Bestinver, Azvalor o Magallanes, así como otras firmas extranjeras.



El fondo está disponible a partir de los 1.000 euros y tiene una importante novedad respecto al conjunto de los fondos en España: no tiene comisión de gestión. En su lugar, tiene una comisión sobre resultados del 9%. Entonces, ¿qué gana la entidad con este fondo?







"Si el cliente no gana dinero con el fondo, nosotros tampoco ganaremos", asegura Alonso-Gamo, director general de la entidad. EBN Banco ha puesto los tres primeros millones de euros para poder constituirlo, con posibilidad de subir su inversión en el fondo hasta los cinco millones. De esta forma, se hace coinversor de sus clientes, como en el resto de sus negocios. "Es una forma de hacer banca con la que estamos cómodos, como la hacen Rothschild o March", según el directivo. Para una rentabilidad objetivo de entre el 7% y el 8% anual en el EBN Sinycon Valor, su gestora se llevaría unos 60 puntos básicos por la comisión de éxito.



SOCIO PARA SU ‘BANCA PRIVADA’ LOW COST



En su pugna por el inversor privado, Alonso-Gamo destaca las fortalezas de este banco de negocios: "Somos pequeños, pero muy transversales. Queremos popularizar y hacer más asequible la banca mayorista, y la tecnología hoy lo permite".



Una de sus grandes apuestas es EBN Grow, su ‘banca privada’ low cost para clientes entre 100.000 y 500.000 euros. Se trata de una plataforma de inversión con tres servicios (ejecución, asesoramiento y gestión discrecional) que da acceso a los clientes a los mejores fondos internacionales en sus clases limpias, es decir, sin retrocesión de las gestoras al banco. Fue lanzada a finales de 2017 y, en su primer año de vida, el crecimiento ha sido más lento de lo esperado.







Por discrepancias sobre su modelo de negocio, Alberto Blanco abandonó por voluntad propia los mandos de esta plataforma hace dos meses, tal y como adelantó Bolsamanía. La firma reaccionó rápido y puso en su lugar a su segundo de a bordo, Jorge Rodríguez. No obstante, Alonso-Gamo reafirma el principal valor añadido de EBN Grow a pesar del baile de directivos: "El paradigma de las clases limpias es el paradigma ganador". Según datos propios de la compañía, el cliente que compra fondos con clases limpias a través de ellos se ahorra entre un 30% y un 50% de media en las comisiones totales de su cartera.



Para explotar la plataforma, EBN Banco está buscando un socio externo que la apoye, bien siendo una marca blanca de inversión para otro banco, bien creando una plataforma conjunta con otro nombre distinto. "De momento", confirma el director general, "la venta queda descartada". Si ninguna de las dos opciones anteriores se materializase antes del verano, el banco liquidaría esta sociedad de valores y la integraría en su estructura como un departamento más para ahorrar costes.



Sobre todo, reconoce Alonso-Gamo, "no buscamos un socio que meta dinero, sino más bien un socio que tenga una importante base de clientes e inversores detrás pero que esté atrasado en el desarrollo de este tipo de plataformas de fondos". Como recuerda, "nos ha costado mucho montarla y es diferencial, por eso queremos hacerla crecer pero manteniéndola con nosotros".



EL REGRESO DE LOS DEPÓSITOS SINYCON



En 2018, EBN Banco hizo ruido entre los ahorradores conservadores porque lanzó los depósitos Sinycon. Tenían un objetivo inicial de captar 60 millones de euros en el año, pero finalmente la firma se desbordó y alcanzó los 280 millones en tan solo seis meses con más de 5.000 clientes en depósitos y su decisión fue capar su comercialización. "Teníamos más dinero que negocio y, para que un banco vaya bien, dinero y negocio tienen que ir acompasados", apunta el responsable.



Su propuesta en estos productos es ofrecer un interés del 1% a 18 meses, un dulce reclamo con el entorno de tipos cero que reina en la actualidad. Para los que busquen rentabilidad con muy poco riesgo, EBN Banco anticipa que reabrirá la venta de estos depósitos a mitad de 2019 y "durante pocas semanas", previsiblemente.