España, abocada a la incertidumbre: los expertos temen una repetición de elecciones

Fuente: WFG
20/02/2019 10:26

MADRID, 19 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- El portazo de ciudadanos a cualquier pacto con el PSOE y Pedro Sánchez después del 28 de abril, por más que pueda enmarcarse en la campaña electoral de la formación naranja, echa un jarro de agua fría a las crecientes expectativas de que en Moncloa se instale un Gobierno de centro tras los comicios generales. Con una reedición del llamado 'pacto del abrazo' de 2016 entre el presidente del Gobierno y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, fuera de las quinielas, los analistas avisan de que la incertidumbre es absoluta ante el resultado de las urnas y apuestan por un largo período de negociaciones.



Julius Baer habla de "parlamento colgado", mientras que Rabobank también incide en que "lo único seguro es que el resultado en las urnas arrojará un Congreso muy fragmentado" en el que es posible una combinación de fuerzas de izquierdas o una de derechas. Con todo, ambas hallarán importantes escollos y "configurar una mayoría en el Ejecutivo será una ardua tarea", agregan los analistas de la entidad holandesa, quienes creen que la investidura se demorará semanas, sino meses.



Politólogos consultados no descartan que se replique lo que ya se vivió tras las elecciones generales de diciembre de 2015, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy se mantuvo 315 días en funciones y se tuvieron que repetir los comicios el 26 de junio de 2016. Pero un pacto de las derechas, aun tan sólo con una abstención de la ultraderecha de Vox, evitará volver a las urnas.



Asimismo, dan por seguro que cuando se celebren las eleccionesmunicipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, se hará sin Gobierno al frente del país y serán los equilibrios de fuerzas que se tengan que hacer en municipios y autonomías lo que acabará por aclarar el panorama estatal. En este sentido, remarcan que Ciudadanos ha señalado que no formará coalición para el Ejecutivo central con el PSOE, pero no ha dicho nada de municipios y Gobiernos autonómicos, y "nos necesitaremos en las alcaldías", indican fuentes parlamentarias a Bolsamanía que se resisten a dar por muerta esta vía.



Rabobank sí la descarta por otros motivos. Subrayan sus analistas, a la luz de los primeros sondeos electorales, que la suma de socialistas y los de Rivera tampoco alcanza la mayoría absoluta ni en las encuestas más optimistas. "Para que esto pase se requiere que en los dos meses que quedan hasta que se coloquen las urnas la aritmética parlamentaria cambie sustancialmente" y que "el PSOE vire algunas de sus políticas hacia el centro", concluyen estos economistas.



GOBIERNO DE DERECHAS Y MÁS ESTABLE



Por lo tanto, a pesar de que este gran Gobierno de centro es el segundo en sus quinielas, se inclinan porque un calco del llamado pacto andaluz coloque al líder del PP, Pablo Casado, en la silla que abandonará Sánchez, en connivencia con Ciudadanos y la abstención, o incluso los votos a favor de la fuerza De Santiago Abascal en la investidura. "En total, los partidos a la derecha del PSOE incrementarán su número de diputados y vale la pena destacar el giro ultra que han tomado los populares bajo el mandato de Casado", apuntan los expertos de la entidad danesa. Juntos, aglutinan más del 50% de los votos y alcanzan unos 172 diputados, así que requerirán las abstenciones de, al menos, otros cinco diputados en la investidura.



Al igual que en la Junta de Andalucía, sin embargo, Ciudadanos tendrá numerosas reservas para investir como presidente alpopular, dados los "casos de corrupción que se apilan sobre los políticos del PP", comentan desde Rabobank y no esconderá su incomodidad a la hora de compartir la foto con Vox. Al grupo europeo liberal al que pertenece el partido de Rivera se le indigestará un acuerdo estatal con la misma ultraderecha que quieren aislar con un cordón sanitario en Europa, porque una cosa es un gobierno autonómico y otra muy diferente es uno nacional, más cuando se trata de la cuarta potencia económica europea.



Con todo, destacan desde la entidad con sede en Amsterdam que sus programas tienen muchos puntos en común, por ejemplo con respecto a las políticas favorables a las empresas. Por otra parte, "un Ejecutivo más a la derecha que el actual también implica una política fiscal menos expansiva y un mandato del Gobierno fortalecido", explican. "En ese sentido, podríamos argumentar que las elecciones anticipadas son positivas para las perspectivas económicas a más largo plazo en comparación con la situación actual".



Julius Baer, sin embargo, no descarta que se repita el pacto de la moción de censura contra Mariano Rajoy y el actual Gobierno se vea refrendado en el Congreso. "Una coalición de centro-izquierda que incluya al PSOE y Podemos aumentará el gasto social, lo que no sería percibido positivamente por los mercados, ya que los déficits presupuestarios aumentarán", aducen. "El crecimiento en España sigue siendo fuerte y el país puede soportar cierta inestabilidad política. Sin embargo, cualquier tensión duradera podría ser motivo de preocupación para los inversores y las agencias de calificación, ya que se interpretará como una amenaza para la implementación de las reformas y la sostenibilidad de la deuda", redondean estos analistas.