DIA abre la puerta a bajar el precio de la ampliación a solo 0,01 euros

Fuente: WFG
20/02/2019 10:25

MADRID, 19 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- Máxima cautela. Esa es la posición del mercado a un mes de la junta de accionistas de DIA. La cadena de supermercados prevé celebrar la reunión el próximo 20 de marzo y pedir a sus accionistas autorización para la ampliación de capital por 600 millones que requiere para sanear sus cuentas. Pero antes, realizará una reducción del capital con la que reducirá el valor nominal de las acciones de 0,10 euros a 0,01 euros. Ese sería, por tanto, el precio mínimo al que podría hacer la ampliación, con el consecuente perjuicio por dilución para sus accionistas.



Esta operación acordeón que propone el consejo de DIA en la convocatoria de la junta levanta, sin embargo, las alertas de los analistas. Por el momento no se ha determinado el número de nuevas acciones ni su precio de emisión, por lo que no se puede calcular el grado de dilución de aquellos accionistas que no acudan a la ampliación.



Si la operación, garantizada por Morgan Stanley, se hace al nivel del precio nominal, LetterOne se vería muy perjudicado, consideran los expertos. El fondo de Mijaíl Fridman es el principal accionista, con un 29% del capital, y ya ha anunciado que no apoyará esa ampliación de capital ni acudirá en caso de que se apruebe. Si el consejo logra que los accionistas aprueben la operación y la pone en marcha, la participación de LetterOne se diluiría y podría desistir de su oferta para acabar saliendo de la compañía.



UN MES PARA ENCONTRAR UN PLAN C



Sin embargo, que el consejo se dé un año para ejecutar la ampliación, que pueda realizar unasuscripción incompleta o que pida permiso a los accionistas para combinarla con otro aumento que pueda autorizar llevan a los expertos a pensar en que desde DIA se está tratando de tender un puente a Fridman para encontrar una solución en el mes que queda hasta la junta.



Que pida un año para ejecutar la ampliación no es extraño, pero teniéndola asegurada y con la compañía en causa de disolución el escenario más probable es que evite retrasar la operación. Sin embargo, con el más que probable por parte de los minoristas (que representan alrededor de un 20% del capital) y de su principal accionista, se hace más necesario que la compañía encuentre una fórmula que satisfaga a todas las partes para evitar la quiebra de DIA.







Si fracasa la ampliación y no se toman medidas para que DIA salga de la causa de disolución, el consejo tendrá que pedir la disolución en un plazo de dos meses desde la junta de accionistas.



Desde LetterOne subrayan que la ampliación que propone el consejo no es la vía correcta para recapitalizar la compañía. "No alcanza los desafíos estratégicos, de liderazgo y de estructura de capital fundamentales a los que se enfrenta DIA", afirmó Stephan DuCharme, socio director de LetterOne Retail. Desde LetterOne insisten en la necesidad de discutir con todos los stakeholders de DIA (banca acreedora, bonistas, proveedores, franquiciados, accionistas...) las opciones operativas para prevenir el concurso de acreedores. Pedir una quita de la deuda, insisten desde el fondo de Fridman, está descartado.



Una de las opciones que se barajan, y a las que la banca estaría abierta, es la posibilidad de que Fridman suscriba un préstamo participativo con DIA canjeable más tarde por acciones. Es decir, que sea quien inyecte ahora dinero a la compañía a través de deuda y, convertirla en acciones después de la opa que pretende realizar.



LetterOne tiene previsto registrar en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el folleto de su oferta esta semana. Además, prevé que las autoridades de Competencia a las que ha sometido a análisis la operación den su visto bueno también esta semana. Su objetivo es llegar a la junta de accionistas con la opa en marcha y frenar los planes del consejo.