El inversor pro Brexit Crispin Odey renueva sus cortos contra la libra

Fuente: WFG
18/02/2019 18:42

MADRID, 18 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- El inversor pro Brexit Crispin Odey, gestor de fondos de cobertura, ha renovado sus posiciones cortas contra la libra, en previsión de que la divisa baje al no lograrse un acuerdo de salida entre Reino Unido y la Unión Europea.



Según informa Bloomberg, Crispin Odey ha renovado esos cortos después del nuevo revés sufrido por Theresa May la semana pasada en el Parlamento británico. La Cámara de los Comunes rechazó su petición de obtener más tiempo para seguir negociando con la Unión Europea (UE) por 303 votos en contra y 258 a favor.



Para este inversor, el escenario más probable es que Reino Unido no logre un acuerdo para su salida de la Unión Europea. Una posición que ha cambiado radicalmente, ya que hace unas semanas anticipaba que el Gobierno británico solicitara una prórroga para su salida, lo que podía impulsar a la libra hasta 1,32 dólares.



Odey fue un firma defensor del Brexit y obtuvo un beneficio de 220 millones de libras cuando se produjo el inesperado triunfo del sí en el referéndum de junio de 2016, aunque posteriormente perdió esa cantidad cuando el mercado rebotó con fuerza, según recuerda la agencia de noticias.



La divisa británica se aprecia un 0,29% contra el dólar, hasta 1,2929 dolares. En las últimas 52 semanas, ha oscilado entre el nivel de $1,2445 del pasado 3 de enero y los 1,4377 dólares del 17 de abril de 2008.



Por su parte, Theresa May, anunció este sábado que volverá a reunirse con el presidente de la Comisión Europea para tratar de lograr avanzar en la renegociación del acuerdo sobre el Brexit.



La oficina de comunicación de May no dio detalles sobre el contenido de las conversaciones con Juncker, pero anunció también que la primera ministra conservadora planea hablar con todos los líderes europeos en los próximos días.



El principal punto de fricción dentro de los conservadores está siendo la conocida como salvaguarda irlandesa, una disposición del acuerdo que garantiza que no se instalará una frontera para productos y personas entre la región británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda.