Qué medidas se aprueban y cuáles no después del rechazo a los Presupuestos

Fuente: WFG
14/02/2019 10:10

MADRID, 14 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- El rechazo confirmado este miércoles a los Presupuestos Generales del Estado de 2019 no solo tiene consecuencias políticas. Con el 'no' a las cuentas planteadas por Pedro Sánchez hay muchas medidas que se quedan en papel mojado, aunque algunas se salvan y sí que seguirán en vigor. La subida de las pensiones o el aumento del salario mínimo son algunas de ellas.



Gracias a que el Gobierno utilizó los últimos Consejos de Ministros para aprobar algunos proyectos, pensionistas, funcionarios y trabajadores con el sueldo mínimo pueden respirar tranquilos pese a que los Presupuestos no se aplicarán al no contar con los apoyos suficientes para salir adelante.



De esta manera, los pensionistas sí que verán el aumento del 1,6% y del 3% en las pensiones mínimas, ya que esta subida se aprobó por decreto ley el 28 de diciembre y no estaba dentro de los Presupuestos. También está asegurada la subida del sueldo de los funcionarios, que se incrementa en un 2,25%, dado que esto se convalidó en el Congreso el 22 de enero.



El primer día del año entró en vigor también la subida del salario mínimo a 900 euros, por lo que esta medida también sigue su curso al ser, además, una competencia exclusiva del Gobierno que no tiene que consultar al Parlamento.



Sin embargo, el rechazo a las cuentas deja en el aire el impuesto digital y el de transacciones financieras, conocidos como Tasa Google y Tasa Tobin. Estas leyes siguen su tramitación parlamentaria, dado que el Gobierno las impulsó a través de su propia ley, ya que la creación de nuevas figuras tributarias no puede hacerse con los Presupuestos, aunque actualmente están en periodo de enmiendas a la totalidad, por lo que su debate todavía no ha comenzado.



No corren tanta suerte los padres. La ampliación del permiso de paternidad hasta las ocho semanas en 2019 se queda varada. El Gobierno contemplaba en el proyecto de ley gastar 302 millones más para poder financiar la ampliación del permiso de paternidad. El Ejecutivo no incluyó esta medida en el Real Decreto Ley de subida de pensiones y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo, con lo cual, decae al haberse tumbado los Presupuestos.



Al rechazarse el proyecto de Presupuestos en el Congreso, también decaen las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales, una medida que el Gobierno del PP eliminó, y que pretendía beneficiar a 180.000 personas. Los presupuestos aumentaban la partida destinada a atención de la dependencia en un más de un 59%, con lo que el sistema de dependencia tendría una dotación de 2.231 millones de euros.







Tampoco se destinarán mayores recursos económicos a la lucha contra la violencia de género. Ni se llevará a cabo la rebaja en el IVA sobre productos de higiene femenina ni sobre las descargas y suscripciones a libros eléctricos, revistas y periódicos digitales.



Otra cosa que decae es la recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años. Implicaba, entre otras cosas, la rebaja en la edad de acceso desde los 55 a los 52 años, devolviendo este requisito a su origen, la subida del subsidio hasta los 438,8 euros mensuales y la duración del mismo hasta la edad de jubilación por la que opte el beneficiario.



Por otro lado, el proyecto de ley el Gobierno introdujo una nueva deducción en el Impuesto sobre Sociedades vinculada a la incorporación de mujeres en los consejosde administración de las empresas. La intención era que las empresas pudieran deducirse el 10% del salario de las mujeres directivas que incorporen a sus consejos de administración y, para ello, es necesario redactar un nuevo artículo en la Ley del Impuesto de Sociedades en el que se incluirá esta deducción destinada a todas aquellas "entidades que incrementen el número de mujeres" en sus consejos de administración.



La subida del IRPF a los que más ganan tampoco será una realidad. Así como el impuesto al diésel, que también se queda fuera, con lo que este tipo de vehículos seguirán pagando menos impuestos. Los Presupuestos de Sánchez proponían la eliminación del copago farmacéutico, una medida que implantó el PP en 2012. El Gobierno actual calculaba que esta medida, que finalmente no se llevará a cabo, beneficiaba a 6,8 millones de personas.