El Bund alerta a los expertos: "Cuidado con una caída brusca de las bolsas"

Fuente: WFG
13/02/2019 07:45

MADRID, 12 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- La rentabilidad del bono soberano alemán a 10 años (Bund) caía a principios de esta semana hasta el 0,085%, niveles no vistos desde 2016. Los analistas reconocen que esta situación en extraña porque lo habitual es que la renta variable y la renta fija tengan un comportamiento inverso. Sin embargo, en enero han subido las bolsas y también el precio de los bonos. Ante esto, su impresión es que la preferencia por los bonos refleja la cautela de los inversores, que prefieren cubrirse las espaldas frente a un escenario macro complicado.



"El actual nivel de rentabilidad del bono a 10 años alemán es más propio de una economía cercana a la recesión", apunta Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, lo que quiere decir que muchos inversores no ven el escenario macro y político actual claro y siguen refugiándose en bonos, especialmente en el alemán, explica Fernández-Figares.







Desde Fidelity estiman que los bonos seguirán moviéndose al son de la actualidad política durante las próximas semanas, y esa actualidad parece que invita a seguir invirtiendo en renta fija frente a otros activos de riesgo. "Los problemas de Italia volverán al primer plano, la fecha tope del Brexit se acerca rápidamente y las elecciones europeas se celebrarán en mayo", explican. Además, consideran que los bonos europeos aún tienen recorrido tras el peor comportamiento relativo registrado frente a otros mercados regionales. "Los bonos europeos ofrecen una compensación adecuada por los riesgos que se avecinan. Por lo tanto, lo más adecuado es un posicionamiento neutral, en lugar de una infraponderación", apuntan.



La cuestión ahora es si continuará este movimiento en paralelo de bonos y renta variable, algo que no es habitual y que, dado el contexto macro complicado, podría acabar desencadenando en que los precios de los bonos sigan subiendo y las bolsas pasen a caer. Para Pablo García, director de análisis de Divacons AlphaValue, la evolución de los bonos "implica que todavía hay riesgo en el mercado por lo que hay que tener cuidado con el rebote cortoplacista" que están viviendo las bolsas.



"El mercado sigue comprando bonos soberanos a unas rentabilidades pírricas porque tiene miedo y se protege con éstos ante una desaceleración economómica y una ralentización en la subida de tipos", explica García.



Este analista añade que la venta de euros y los niveles máximos alcanzados por el dólar son fruto también "de todo esto" y constituyen una señal más de 'alerta' para la renta variable. "Este escenario suele provocar cambios drásticos y volatilidad. Yo a los clientes les digo que prudencia porque esto podría traer una toma de beneficios brusca (en las bolsas)", añade el responsable de análisis de Divacons AlphaValue.











Evolución del precio del Bund desde enero de 2018.















ITALIA Y LAS ELECCIONES EUROPEAS, PRINCIPALES FOCOS DE INCERTIDUMBRE



Los inversores están preocupados por el contexto macro y político y los analistas reconocen que hay muchos aspectos que generan incertidumbre. La rentabilidad del bono alemán a 10 años ha caído por debajo del 0,1% a medida que las expectativas de inflación se desploman y el impulso del crecimiento disminuye, y hay quien no descarta que la rentabilidad del Bund pase a ser negativa.



Igor de Maack, gestor en DNCA, afiliada a Natixis, asume que Italia es un foco de problemas constante. "Italia podría volver a poner nerviosos a los inversores. Es probable que esta circunstancia frustre el retorno de las compras en el Viejo Continente, al menos en lo que respecta a los activos de riesgo", explica. El auge de los populismos son, en su opinión, otra losa para Europa. Aunque considera que los partidos radicales no han conseguido sus objetivos, reconoce que han contribuido a erosionar la confianza de los consumidores. "El discurso populista en Europa, que se basaba en el diálogo radical y en el descrédito de los poderosos, se enfrenta a la realidad económica. Las promesas sólo atan a los que las escuchan", afirma Igor de Maack.



Para los analistas de Rabobank, es Italia también el principal foco de tensiones. "Italia está a la cabeza de estas preocupaciones políticas", indican, pero no el único. Estos expertos no olvidan que las elecciones parlamentarias europeas están 'a la vuelta a la esquina' y van a suponer un "punto de inflexión evidente y preocupante". Según un informe de Bloomberg publicado esta semana, los partidos contrarios a la Unión Europea (UE) ocuparán más de un tercio de los escaños en estas próximas elecciones. "Esto, a su vez, les permitirá intentar reformular el proyecto europeo desde dentro, lo que puede suponer un enorme reto para la cohesión europea", advierten desde Rabobank.