Goldman Sachs, Credit Suisse y Marshall Wace mueven sus cartas en DIA

Fuente: WFG
12/02/2019 16:12

MADRID, 12 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- Movimientos en el ACCIONAriado de DIA. El banco estadounidense Goldman Sachs, aliado del inversor ruso Mikhail Fridman en su lucha por el control de la cadena de supermercados, ha elevado su presencia en el capital hasta el 5,69% desde el 5,36%.



La entidad financiera fue el banco que apoyó a LetterOne, sociedad controlada por Fridman, hasta alcanzar el 29% del capital. Y aunque posteriormente se retiró del accionariado, ha vuelto a la primera línea después de que el ruso decidiera lanzar una OPA sobre el 100% a 0,67 euros por acción.



Goldman estructura su actual participación del 5,695% entre un 1,493% (9,29 millones de títulos); un 1,65% en acciones prestadas a inversores bajistas y un 2,55% restante a través de contratos por diferencia (CFDs), según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).



Por su parte, Credit Suisse ha rebajado su presencia en la cadena de supermercados al 3,041%, tras comunicar el pasado viernes, coincidiendo con la presentación de resultados, una participación del 3,055%. Además, Marshall Wace, fondo especulativo que suele adoptar posiciones bajistas en bolsa, ha informado sobre una participación del 1,694% en el grupo.



Por otra parte, tres accionitas de DIA, propietarios del 3,25% del capital de la cadena de supermercados (uno de ellos vinculado a Carrefour), han suscrito un acuerdo de sindicación de acciones para aunar la dirección de su voto, lo que supone la constitución de un bloque accionarial ante la OPA de LetterOne.



POR DEBAJO DEL PRECIO DE LA OPA



Las acciones de DIA caen casi un 5%, hasta 0,669 euros, justo por debajo del precio de 0,67 euros que ofrece LetterOne en su OPA. En concreto, Dia inició la sesión en 0,70 euros, aunque ha llegado a marcar un mínimo intradía en 0,65 euros.







LetterOne anunció su OPA la semana pasada, tres días antes de que el grupo presentara sus cuentas de 2018, con unas pérdidas de 352,58 millones de euros y constatara, según la auditoría de KPMG, irregularidades contables del anterior equipo directivo, que se efectuaron eludiendo los controles internos establecidos por el grupo.



Asimismo, la compañía anunció ese mismo día el despido de 2.100 trabajadores, al tiempo que, de cara a mejorar la rentabilidad de la empresa y ajustar la base de costes, llevará a cabo el cierre de más de 600 tiendas no rentables en España (de las cuales 300 se cerrarán en el año 2019).



A final de diciembre 2018, Dia operaba un total de 6.157 tiendas, 56 más que en el mismo período del año anterior, con 336 aperturas y 280 cierres. Este número final excluye las 35 tiendas de 'Max Descuento' y las 1.271 tiendas 'Clarel' en España y Portugal, ya que han sido recientemente categorizadas como operaciones discontinuadas.



En este escenario, el consejero delegado de la compañía, Borja de la Cierva, ha iniciado esta semana un 'road show' que le llevará por Londres y Nueva York para presentar el nuevo plan de negocio y la ampliación de capital de la compañía frente al plan de LetterOne, que, según han señalado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la firma, no está negociando un posible acuerdo con la cadena de supermercados.



Este mismo martes, los expertos de JPMorgan han emitido un informe en el que se pregunta si la ampliación de capital de 600 millones de euros que prepara DIA será suficiente para garantizar su futuro, debido al "actual nivel de apalancamiento; un cash flow que se agota; la necesidad de recortar los precios y ofrecer mejores condiciones a los franquiciados".



Dentro de su nueva 'hoja de ruta', el grupo quiere relanzar su modelo de franquicias, que es "clave" para la presencia geográfica y la rentabilidad de la empresa. La empresa quiere mejorar la calidad y la rentabilidad de sus franquiciados para convertirlo en "un modelo ganador para las dos partes", ha resaltado.