Jaque al coche europeo: el diésel y los nuevos aranceles amenazan al sector

Fuente: WFG
12/02/2019 09:57

MADRID, 11 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- El automóvil europeo está acechado por peligros desde varios frentes: el diésel (y su control a través de impuestos como en el caso español), la amenaza de nuevos aranceles sobre su importación a Estados Unidos... ¿Cómo reACCIONArá la industria a estas cuestiones que están poniendo en jaque a todo el sector?



Desde Link Securities se recuerda que a finales de esta misma semana la Administración estadounidense presentará un estudio sobre el sector del automóvil para decidir si considerarlo (o no) un asunto de seguridad nacional.







A partir de ese momento, se iniciará un plazo de 90 días para que Trump decida si impone o no nuevas tarifas sobre los vehículos llegados del Viejo Continente a suelo estadounidense. Además, los analistas de esta firma aseguran que "la negativa de la Unión Europea (UE) de negociar ninguna concesión comercial con EEUU en el sector agrícola juega en su contra".



Finalmente, la califican como "una mala noticia que, de confirmarse, lastraría aún más a un sector que los políticos europeos ya se han encargado de hundir con la incertidumbre generada alrededor del diésel".



¿Cuál es el estado actual del sector del automóvil? Según un informe de Master Investor, la demanda de coches nuevos ha crecido en Europa un 0,5% en 2018, un dato lastrado por la caída de la demanda procedente de China (-6% en 2018, con Goldman Sachs anticipando una caída todavía mayor en 2019), que a su vez se está viendo afectada por su guerra comercial con EEUU.



Respecto al diésel, esta firma de análisis recuerda que "las automovilísticas europeas se enfrentan al desafío de regulaciones más estrictas que limitan el uso de motores diésel". Precisamente, esta sombra sobre el futuro del diésel "se vio alargada tras los escándalos de las emisiones de CO2 que afectaron tanto a Volkswagen como a Mercedes".



TESLA VA GANANDO TERRENO



Al otro lado del ring, Tesla, el gran exponente de los vehículos eléctricos destinados a arrollar fuera de la carretera competitiva al resto, ha encadenado recientemente su segundo trimestre rentable. De hecho, se estima que el número de modelos de coche eléctrico crezca desde los 155 registrados en 2017 a los 289 para 2022.



En el caso español, el pasado noviembre de 2018 el Gobierno publicó el borrador de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética. ¿Qué proponía? Dejar de matricular a partir de 2040 cualquier "turismo o vehículo comercial ligero" que emita CO2", es decir, que afectaría tanto a los diésel, como a los de gasolina e incluso híbridos. Y todo, con vistas a que para 2050 se cumpla el acuerdo de París y por España no circule ningún vehículo que emita dióxido de carbono.