Fridman da el pistoletazo de salida a una guerra de opas por DIA

Fuente: WFG
06/02/2019 07:12

MADRID, 05 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- LetterOne tiene clara su hoja de ruta para 'Hacer de DIA un líder' y pasa por hacerse con el control, recapitalizarla y ejecutar un plan estratégico que saque del atolladero a la cadena de supermercados. Para poner en marcha el plan en tres actos, el principal accionista de DIA ha lanzado una oferta pública de adquisición voluntaria que el mercado ha visto 'barata' y que puede servir para calentar los ánimos entre los rivales mientras los accionistas se deciden a agarrar esta oportunidad y recuperar algo de su inversión.



La oferta de Mijaíl Fridman para hacerse con el 70,9% que no controla de DIA es de 0,67 euros por título, lo que implica una prima del 56,1% respecto al cierre del 4 de febrero, indicaba Letterone a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).



Ese valor, sin embargo, se ha visto superado en la sesión de este martes. Los títulos de DIA se dispararon un 70% tras conocerse el "plan de rescate integral" de LetterOne cerrando la sesión en 0,70 euros por título. Para los expertos, el mercado está descontando ya "una mejora en la oferta".







A TIRO DE OPA



Con rumbo incierto y su acción a menos de medio euro, DIA estaba a tiro de opa, como señalaba en un informe reciente JP Morgan. La posibilidad estaba encima de la mesa desde que LetterOne entró en su ACCIONAriado en 2017 y, ahora, con un precio de partida para hacerse con la compañía, otros grandes del sector podrían animarse a pujar. Aunque con difícil encaje inicial, JP Morgan señalaba al gigante valenciano Mercadona como una de sus opciones.



Además, el convencimiento de Fridman sobre el potencial de recuperación de DIA puede servir, además, para alimentar el interés de los inversores, aseguran los analistas consultados. También cabe la posibilidad de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sea quien pida al fondo que eleve el precio de la oferta, apuntan. Por el momento, los minoritarios piden al menos 2 euros por acción y ese valor ya estaría por debajo de los 3,5 euros con que DIA empezó a cotizar en 2011.



Por el momento, los expertos se inclinan por un cauto "esperar y ver". La oferta es baja, pero lanzar una opa voluntaria permite a LetterOne no tener que ofrecer el mayor precio pagado en el último año y ahorrarse más de tres euros por título respecto al precio equitativo que ellos mismos fijan, 3,73 euros por acción. El magnate ruso tiene margen para elevar la oferta si este primer intento de opa no sale bien. La condición para su éxito es que un 35,4% de los accionistas (la mitad del capital que no controla) vendan y Letterone alcance una cómoda posición de control con el 64,5% del capital.



Para los accionistas, que Letterone se haya decidido a echar toda la carne en el asador puede ser su mejor opción para recuperar, al menos, parte de la inversión realizada. "La realidad es que Fridman es la baza para poder sanear el balance de manera definitiva, pero a cambio quiere quedarse con un control importante para adoptar las decisiones sin injerencias", opina el analista Ismael Cruz, de Investing.com. La segunda fase del plan es recapitalizar la compañía con una ampliación de 500 millones. Si con la opa ha pasado el umbral del 90%, forzará la salida de los accionistas restantes y excluirá de bolsa a DIA. Pero para esa ampliación tiene todavía que ponerse de acuerdo con los bancos acreedores y garantizar su supervivencia a largo plazo, pero sin pedir una quita de la deuda, como ha indicado el fondo este martes.







EL CONSEJO DE DIA MANTIENE SU PLAN



El anuncio de Fridman deja en suspenso los planes que aceleradamente preparaba el consejo de DIA, liderado desde principios de año por Borja de la Cierva. El ejecutivo y su equipo ultimaban el plan estratégico con el que reconducir la compañía y continúan trabajando en el cierre de las cuentas de 2018. "Todo lo que se ha hecho hasta ahora sigue siendo válido", aseguran fuentes de la compañía.



La organización "valorará la oferta de LetterOne", sostienen sin dar más detalles. Pero todavía es posible que la opa no le salga bien al magnate ruso, con lo que su plan -y ampliación de capital- seguiría adelante.



Pero desde LetterOne ya advierten a los inversores: "El plan de recapitalización indicativo de 600 millones de euros que actualmente contempla la compañía no aborda los desafíos estratégicos, de liderazgo y de estructura de capital fundamentales a los que se enfrenta, y expone a los accionistas de DIA al riesgo de una dilución significativa sin una estructura de capital viable a largo plazo".