Repsol compra a Total su participación en el campo Mikkel (Noruega)

Fuente: WFG
05/02/2019 13:11

MADRID, 05 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- REPSOL ha alcanzado un acuerdo con la francesa Total para adquirir su participación del 7,65% en el campo Mikkel, ubicado en aguas del Mar de Noruega, aunque no ha trascendido el precio de la operación, con la que la compañía disparará su producción en el país nórdico un 45% en apenas un año.



Esta es la segunda compra que Repsol realiza a la petrolera gala en un año de activos en Noruega, tras el 7,7% que le adquirió en el campo de Visund en febrero de 2018. Con esta nueva adquisición, la producción neta en Noruega de la compañía presidida por Antonio Brufau aumentará a unos 32.000 barriles equivalentes de petróleo diarios, tal y como ha informado compañía.



La adquisición del 7,7% en Visund ya impulsó de manera significativa la producción de Repsol en el país, con la aportación de cerca de 10.000 barriles equivalentes de petróleo al día. Con la de ahora, las dos operaciones disparan la producción del grupo en el país en un 45% en apenas un año, alcanzando en Noruega esos 32.000 barriles de petróleo equivalentes de petróleo diarios, que representan en torno a un 4,4% de la producción total de Repsol.



Con la compra a Total, la petrolera española entra a formar parte del consorcio operativo del campo Mikkel, en el que participan Equinor Energy, que es el operador con una participación del 43,97%; ExxonMobile (33,48%) y Var Energi (14,9%). En 2017, la producción de este campo se situó en 47.075 barriles equivalentes de petróleo diarios.







NUEVO PASO PARA REFORZAR SU PRESENCIA EN NORUEGA



Con esta nueva adquisición, Repsol da un paso más para reforzar su presencia en Noruega, uno de los países con más recursos de hidrocarburos y, al mismo tiempo, más estables del mundo, y muy valorado por el sector por sus altos estándares de calidad operativa.



El año pasado, junto a la adquisición a Total de la participación del 7,7% en el campo Visund, Repsol también recibió el visto bueno del Gobierno noruego al plan de redesarrollo del campo YME, proyecto en el que se invertirán unos 800 millones de euros hasta 2023 por todos los socios y donde la compañía española es operadora con una participación del 55%. La puesta en producción del campo YME está prevista para el segundo trimestre de 2020 y Repsol estima unas reservas recuperables de 65 millones de barriles en 10 años de producción.



Asimismo, hace unas semanas, la compañía dirigida por Josu Jon Imaz se adjudicó tres nuevas concesiones exploratorias en Noruega, dos de ellas como operador, y amplió otra, elevando a 30 bloques (12 de exploración y 18 de producción/desarrollo) sus derechos mineros en el país nórdico.



Repsol está presente en Noruega desde 2003 a través de su actividad de exploración y producción (upstream). En 2015, con la adquisición de Talisman, incorporó a su cartera de activos en el país los campos operados de Blane, Gyda, Rev, YME y Varg, en los que su participación oscila entre el 31% y el 100%. Además, también participa como socia no operadora en los campos de Brage, Gudrun, Huldra, Veslefrikk y Tambar East, con porcentajes comprendidos entre el 10% y el 34%.