Fridman 'hace sangre': "DIA está en un declive estructural. Necesita una nueva visión"

Fuente: WFG
05/02/2019 12:34

MADRID, 05 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- LetterOne, el grupo inversor del magnate ruso Mikhail Fridman, ha decidido ser meridianamente claro y en absoluto conciliador -salvo, tal vez, en alguna frase suelta- en la nota emitida para anunciar el lanzamiento de la opa sobre DIA a 0,67 euros por acción.



El comunicado deja en evidencia el enfrentamiento que existe entre la compañía y su máximo accionista, algo que se vio reflejado en las salida consecutivas de los representantes de LetterOne del consejo de DIA, al tiempo que anunciaban su intención de seguir trabajando por el futuro de la compañía pero desde fuera de la misma.



LetterOne ha acusado a la gerencia de DIA de no estar a la altura y de no haber sido capaz de avanzar conforme avanzaba el sector, recalcando que el desempeño de la empresa "ha sido inferior al de sus competidores". "DIA ha pasado por alto los principales cambios en las tendencias del consumidor, su desempeño ha sido inferior al de sus competidores, y ha perdido cuota de mercado, especialmente en el mercado español", ha señalado en el comunicado. Por todo ello, Fridman llega 'al rescate' con un equipo al que, sin decirle expresamente, considera mas apto para esta tarea. "La compañía necesita una nueva visión, una nueva estrategia y una solución financiera que resuelva los requerimientos de liquidez a corto plazo y garantice el futuro", ha dicho, y esto debe hacerlo "un equipo directivo de reconocida experiencia", ha añadido.



Fridman ha ido más allá y ha hablado del "declive estructural" en DIA y el deterioro "significativo" de la marca. Así, ha aprovechado para recordar los peores hitos de losúltimos tiempos, como ese 'profit warning' que la hundió el pasado año. "Estos hechos, junto con el elevado nivel de endeudamiento de DIA, han limitado la capacidad de la compañía para operar de manera efectiva en el día a día y para invertir en su futuro", ha recalcado.



LetterOne se ha mostrado tajante y poco conciliador también en los términos de su propuesta, dejando claro que sólo apoyará la ampliación de capital que DIA necesita, sí o sí, si la opa sale adelante, y aprovechando para subrayar que "el plan de recapitalización de 600 millones que actualmente contempla la compañía" no le convence en absoluto. "No aborda los desafíos estratégicos, de liderazgo y de estructura de capital fundamentales a los que se enfrenta DIA, y expone a los accionistas de DIA al riesgo de una dilución significativa sin una estructura de capital viable a largo plazo", ha dicho.



Por lo demás, apenas ha dedicado dos líneas a tratar de acercar posturas con DIA, limitándose a señalar que "está dispuesto a trabajar con el consejo de administración, sus bancos acreedores, y demás grupos de interés en la implementación de este "Plan de Rescate Integral".