La estrategia de Renta 4 en sus fondos de bolsa: 60% en mucha calidad y 40% en value

Fuente: WFG
01/02/2019 09:25

MADRID, 31 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- RENTA 4 inicia el 2019 positiva con la bolsa y los fondos de acciones. Su estrategia en los parqués europeos tiene dos pilares bien diferenciados: un 60% está en valores de mucha calidad, con crecimiento defensivo, y el otro 40% en el value profundo, en compañías muy infravaloradas o en reestructuración. Según sus gestores, si se cumplen las previsiones de analistas y empresas, el Ibex podría revalorizarse un 20% más hasta final de año desde el rally de enero.



En el primer grupo, Javier Galán y David Cabeza, gestores y analistas de renta variable para los fondos de Renta 4, introducen compañías como INDITEX, FERROVIAL, Airbus, Viscofán, GRIFOLS, Unilever, AB Inbev o Capgemini, entre otras. Son empresas que se benefician en sus respectivos sectores de una tendencia estructural de negocio o de fuertes ventajas competitivas y, en esta fase de final de ciclo expansivo, ganan protagonismo por su virtud de crecimiento defensivo.



En el segundo, el del value, sin embargo los nombres más conocidos son REPSOL, Indra, COCA-COLA European Partners, ARCELORMITTAL, PROSEGUR, Sanofi, Siemens o Bayer, entre otros tantos. Todos ellos comparten una valoración deprimida (salvo Coca-Cola, muchos están por debajo de 10 veces PER) o atraviesan una situación especial.



En general, "las bolsas están baratas, y las bolsas europeas más baratas aún", reconoce Galán. Un dato a destacar es que el parqué norteamericano tiene un potencial objetivo menor que Europa "por primera vez en muchos años", por encima del 7% el S&P 500 sumados revalorización y dividendos frente a una media del 14% entre EuroStoxx 50, Stoxx 600 e IBEX 35. En opinión del gestor de los fondos R4 Valor Europa y R4 Bolsa, "Estados Unidos no está caro, es Europa la que está muy barata".



Las previsiones de Renta 4 Gestora dan un potencial a las bolsas del 30% en tres años, hasta 2021, a razón de un 10% anualizado. Y los sectores más baratos hoy día son los autos, los recursos básicos y los bancos, con PER entre las cinco y menos de las 12 veces.



Además, "no vemos una contracción de los beneficios empresariales agregados del 20% en 2019 como muchos analistas han anticipado, más con este contexto de crecimiento mundial en el entorno del 3%", asegura Cabeza.



BBVA FUERA, PERO NO POR VILLAREJO



Hay muy pocos bancos en las carteras de los fondos de bolsa europea de Renta 4. BANKINTER es la gran excepción, "un banco donde, dado el sector que es, puedes dormir tranquilo como inversor". Galán defiende su alto ROE, su baja morosidad, su nula exposición a divisas emergentes en peligro o la ausencia de activos tóxicos como su gran reclamo. Por el contrario, ha vendido BBVA, donde tenían sólo un 1%.



Pero, "no hemos desinvertido en BBVA por el riesgo reputacional del caso Villarejo", aclara el gestor. En todo caso, considera, el episodio de espionaje industrial "va a pasar más factura a los directivos que lo contrataron que al desempeño del banco". Su decisión de irse del banco azul tiene más que ver con la idiosincrasia de los bancos como sector castigado.











"No llegamos a averiguar del todo cuánta caja se genera en el sector bancario a pesar del beneficio neto. Vivimos más cómodos en valores con poco apalancamiento, y los bancos son negocios apalancados por naturaleza", justifica.



SMALL CAPS, ¿POR QUÉ NO?



Renta 4 es de las pocas casas que defiende a capa y espada a las small caps en 2019 tras su decepcionante 2018. "Lo cierto es que tuvieron una rebaja mayor que las grandes el año pasado. Ha habido un vuelo hacia la calidad o, más bien, hacia la liquidez", resume Cabeza. No obstante, presentan un punto de partida "muy bueno" para entrar ahora en ellas y, además, "el universo es muy amplio para aislarse de los riesgos macro". De hecho, recuerda el responsable del fondo R4 Small Caps Euro, "hay muchos nichos con crecimiento por encima del PIB".



REORDENACIÓN DE GAMA Y LA TASA TOBIN



La entidad está concentrando sus esfuerzos en aquellos fondos donde más valor añadido puede aportar. Por eso, ha fusionado sus fondos de bolsa japonesa y el MILA (los países de la Alianza del Pacífico en Latam) con el fondo de renta variable global, que gana en volumen. Sigue manteniendo, sin embargo, el fondo de bolsa estadounidense y el fondo de bolsa latinoamericana (que invierte en los mercados anteriores pero también en Brasil y Argentina).



El contexto para gestionar renta variable se ha complicado en 2019. MiFID II ha desagregado los costes de ejecución y análisis en las inversiones y, por otro lado, el Gobierno de Pedro Sánchez ha sacado adelante la famosa tasa Tobin, que grava las transacciones financieras, en especial la compra de acciones de grandes compañías. Pero las gestoras no salen tan mal paradas en la foto final. "Por la desagregación de costes de MiFID, los brokers nos han bajado los precios de ejecución aproximadamente a la mitad, y eso compensa en parte la subida de costes por las operaciones del fondo con la tasa Tobin", contrapone Galán.