Uber siempre gana: espera una solución a la francesa para volver a Barcelona

Fuente: WFG
01/02/2019 09:24

MADRID, 31 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- "Nada es irreversible". Con este críptico comentario, el portavoz de Uber en España, Yuri Fernández, da respuesta a la pregunta sobre si la plataforma de alquiler de vehículos de transporte concertado (VTC) planea volver a Barcelona. El abandono de toda actividad en la capital catalana se hace efectivo este viernes, aunque la empresa espera mejores condiciones para protagonizar su segundo regreso a la ciudad, algo que ya ha ocurrido en otros países.







La historia se repite. En 2014, tras su llegada, Uber se vio forzada a cerrar su servicio en la Ciudad Condal por las presiones del sector del taxi y una orden judicial. La empresa volvió en 2016 a Madrid y en 2018 a Barcelona. Pero ahora, la obligatoriedad de contratar los servicios con 15 minutos de antelación que el Área Metropolitana de Barcelona tiene previsto elevar a una hora, ha provocado un nuevo cese en parte de la provincia catalana. En Madrid, el conflicto sigue abierto ya que el Gobierno de la comunidad se opone a aplicar la precontratación.



La antelación de un cuarto de hora es una normativa homologable a la que se aplicó en Francia hace cinco años, que estipulaba que los conductores de VTC tuvieran que esperar 5 minutos entre la reserva y la recogida de un pasajero. En Londres, la presión ciudadana paró en 2015 una medida similar. Como resultado, en el país galo el tiempo de precontratación, así como las tarifas según la distancia y la duración del trayecto, se declararon anticonstitucionales -las medidas estuvieron en vigor poco más de un mes-. La capital británica nunca llegó a implementar la antelación de los servicios VTC.



El fracaso del tiempo de espera en las dos ciudades sirve a Uber para prever que la legislación corra la misma suerte en Cataluña: "Mientras el decreto esté en vigor, el servicio no es viable", ha asumido Fernández en declaraciones a varios medios. Los expertos, sin embargo, señalan que la empresa estadounidense no se apartará definitivamente. Al igual que hace cuatro años, "Uber se adaptará a la regulación porque es su manera de operar: primero se instalan en una ciudad hasta que las regulaciones les expulsan y, después, van adaptando sus servicios", explica Marc Tarrés, profesor de Derecho Administrativo de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). El año pasado volvió a Barcelona con UberX su servicio profesional.



Tanto Uber como Cabify, que también ha anunciado su salida del AMB -el área donde estos servicios operan en Cataluña- dejan ahora en manos de las empresas y la patronal de VTC la batalla contra una medida que consideran injusta. Como señalan ambas compañías, son sólo intermediarios de los servicios y no tienen vehículos, por lo que ceden la responsabilidad a la patronal y las empresas de VTC de encargarse del proceso judicial. Y si esta pugna resulta en un cambio de legislación, volverán a la ciudad.







Entre las medidas de presión que prepara la patronal de los transportes contratados, Unauto, destaca la interposición de 19 querellas criminales por prevaricación contra la Generalitat, el Ayuntamiento barcelonés y el Área Metropolitana de Barcelona. Además, en un rueda de prensa programada para este viernes, darán más detalles de sus próximas actuaciones, así como de la avalancha de despidos que preparan algunas empresas.



3.000 TRABAJADORES EN PELIGRO



En este sentido, la patronal ha advertido de que "diversas empresas" del sector de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) tienen previsto tramitar este viernes Expedientes de Regulación de Empleo (Ere) y Expedientes de Regulación de Empleo Temporales (Erte) después de la entrada en vigor el jueves del decreto de la Generalitat. La amenaza al Govern es clara: peligran más de 3.000 puestos de trabajo.



El consejero delegado de Moove, Rafael Garcia Tapia, ha afirmado este miércoles que pondrán en marcha un Erte con una solución que no sabe si será transitoria. "Tenemos 750 trabajadores en Barcelona con contrato indefinido. Todos recibirán una oferta de trabajo para la zona de Valencia, Alicante o Madrid", ha señalado.



Otra de las grandes compañías que se dedican a estos transportes, Vector Ronda, propietaria de unas 600 licencias VTC ha comunicado a sus 1.000 empleados el inicio de un ERE.



Junto a Uber y Cabify exigen a la Generalitat que dé marcha atrás y denuncian que el Govern haya cedido al chantaje del taxi. "Los reguladores catalanes han atendido a una mayor presión del taxi", coincide Tarrés, que es un sector más fuerte en esta comunidad que el de las VTC. En cambio, el experto en regulación del taxi expone que Madrid es una comunidad que "ha acogido mejor las reivindicaciones que llegan desde los vehículos de transporte con conductor", donde este negocio está mucho más arraigado.