Sánchez alimenta la negativa de ERC y el PDeCAT con unos PGE que no cumplen

Fuente: WFG
14/01/2019 13:59

MADRID, 14 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- Los detalles de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se han presentado este lunes han supuesto un jarro de agua fría para los independentistas. Después de que este fin de semana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se vanaglorió de que sus cuentas recogían una inversión histórica en Cataluña que cumpliría con lo que dicta el 'Estatut de Autonomia', los datos que ha dado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, han revelado que se ha quedado corto. PDeCAt y ERC no han perdido la ocasión para insistir en su negativa a brindar su apoyo.







La realidad ha mandado al traste el gran argumento de los socialistas para convencer a postconvergentes y republicanos: que el proyecto presupuestario de 2019 igualaba por primera vez el 19,1% del PIB estatal que aporta la región. Pero se ha quedado corto. Los socialistas han elevado la representación de Cataluña en sus Presupuestos al 16,8% del total de inversiones reales territorializadas, una suma que se aproxima a 2.051 millones de euros.



Aunque lejos del objetivo, la cifra supera con creces el el 13,3% que recibió la región en el reparto que realizó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2018. Además, hay que reconocer que es la primera vez que el Gobierno se aproxima tanto a lo que dispone el Estatut. Una cantidad a la que también deben sumarse 200 millones de euros más que forman parte de la deuda pendientecon Cataluña desde 2010.







Pero la decepción ha calado rápido en las filas soberanistas que no han dejado escapar la ocasión para insistir en su negativa a tan sólo tramitar las cuentas. El proceso arranca este lunes en el Congreso y los grupos parlamentarios tienen hasta inicios de febrero para presentan enmiendas. Y el veredicto de los grupos parlamentarios no llegará hasta el 12 o 13 del próximo mes. Por el momento, ni el PDeCAT ni ERC han descartado por completo que se vayan a sumar a las que, con toda seguridad, presentarán PP y Ciudadanos, o presentar una propia.



La división en el seno de ambos partidos es máxima y ha quedado de nuevo de manifiesto en las primeras reacciones a las cuentas. El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha denunciado este lunes que los Presupuestos para 2019 "incumplen" el Estatuto catalán y que si tuvieran que votarlos "mañana" su voto sería negativo. Eso sí, no ha aclarado si su formación presentará una enmienda de totalidad para pedir que las cuentas sean devueltas al Gobierno.



Más tajante ha sido la portavoz del partido, Marta Vilalta, que ha anunciado este lunes que su partido se inclina ahora mismo por presentar una enmienda a la totalidad contra los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y, por lo tanto, por rechazar que el Congreso ni siquiera tramite las cuentas.



La reunión de la Ejecutiva republicana en Ginebra no sirvió para dilucidar si extenderán el cheque en blanco que le dieron a Sánchez con la moción de censura para desbancar a Mariano Rajoy. El número 3 de ERC y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, mantuvo el 'no' de su partido a los PGE y reclamó a Sánchez que, si quiere su apoyo, demuestre que "es diferente al PP".



Rufián ha insistido en reclamar un "movimiento" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respecto al referéndum que, ha recalcado, reclama el "pueblo catalán", así como que "se separe de la dinámica represiva del Estado". El dirigente independentista ha rehusado especificar si enmendarán a la totalidad los Presupuestos aduciendo que esa decisión aún no está tomada, pero, en cualquier caso, ha deslizado que tiene la impresión de que Sánchez es "el menos interesado" en que salgan adelante y que Podemos, que los presentaba "como las tablas de la ley, ahora dice que ya no son tan buenos".



Además, ha llamado la atención sobre el hecho de que el propio jefe del Ejecutivo ha dejado claro que si las cuentas no se aprueban no va a convocar elecciones y que no tiene problema en gobernar con los Presupuestos prorrogados.



Por eso, ha tildado de "perverso" que se intente culpar a los independentistas de colocar a Vox "a las puertas de Moncloa" si no aprueban el proyecto presupuestario y abren la puerta a unas elecciones anticipadas.



EL PDECAT PASA REVISTA CON PUIGDEMONT



El PDeCAT, por su parte, ha reunido a su Ejecutiva este lunes en Waterloo para dirimir el apoyo de la formación a los PGE junto al expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont. Este debate ha provocado una dura pugna interna en el PDeCAT, con miembros de sus 'familias' protagonizando una retahíla de declaraciones contradictorias sobre las cuentas. Todos coinciden en que no se dan las condiciones para aprobarlos, pero difieren en si, al menos hay que votar a favor de que el Congreso los tramite, o se tienen que rechazar de inicio.



Los partidarios de la tramitación alegan que esto daría margen a la Generalitat y al independentismo para negociar sus demandas con el Gobierno central, mientras que los detractores rechazan cualquier acercamiento si no hay un gesto inmediato de Pedro Sánchez en autodeterminación y presos.



En el PDeCAT se han visualizado estas diferencias de criterio: dirigentes como Ferran Bel y David Font han expresado la conveniencia de apoyar la tramitación de la cuentas, mientras que la número dos, Míriam Nogueras, lo ha descartado por completo. En privado, el presidente del partido, David Bonvehí, "reconoce que lo mejor es no segar de inicio el paso por la Cámara Baja", señalan a Bolsamanía fuentes cercanas a la cúpula del partido.