Tres escenarios en el Brexit ante la votación crucial del Parlamento británico

Fuente: WFG
14/01/2019 09:25

MADRID, 11 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- El largo proceso del Brexit encara su último tramo al filo del precipicio. El abandono sin acuerdo con la Unión Europea (UE) no se descarta en las quinielas de expertos y economistas que tratan de hacer sus cábalas sobre qué pasara en los pocos más de dos meses restantes antes de que culmine el período de negociaciones que se dieron Londres y Bruselas al activar el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea. Elecciones anticipadas o una extensión del citado artículo se contemplan también como posibles desenlaces.







En lo que todos se ponen de acuerdo es en que el Parlamento británico rechazará el texto del trato que la primera ministra británica, Theresa alcanzó con las instituciones comunitarias. Después de la votación de dicho documento, prevista para el 15 de enero, la 'premier' tendrá tres días para presentar un plan B, según se ha acordado esta semana en Westminster.







Diversas informaciones apuntan a que ha mantenido contactos constantes con Bruselas para que tanto la Comisión Europea como el Consejo Europeo ofrezcan mayor claridad sobre los puntos más polémicos del pacto. En concreto se ha especulado con que se podría concretar que Reino Unido no quedará atrapado indefinidamente en el acuerdo del 'bacskstop' -la frontera con Irlanda del Norte- y hasta se podría arrancar el compromiso de que 2021 será la fecha límite para que el país establezca un tratado de libre comercio con las instituciones europeas.



Sin dar todos los detalles sobre el contenido de las conversaciones en marcha, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha confirmado estos rumores. Todo de cara a pasar el listón parlamentario en una hipotética segunda votación, que se celebraría el 21 de enero.



Por si esto fuera poco, May se ha visto forzada a desmentir informaciones sobre una prórroga en el Artículo 50, que fija el 29 de marzo como último día del matrimonio de más de 40 años del país con el club europeo.



Todo un sainete ante el que se dibujan hasta cinco posibles desarrollos, que deja claro el desabarajuste que vive Reino Unido, donde incluso se teme de enfrentamientos civiles en la frontera irlandesa:



1. El acuerdo con la UE supera el Parlamento. Es una de las apuestas favoritas de los analistas consultados. Los expertos de Danske Bank se muestran partidarios en un 40% de que el texto actual o "algo muy similar" obtenga el aval de la Cámara de los Comunes en un segundo intento, ya sea este 21 de enero o "cuando nos aproximemos a la fecha límite".



Para Naeem Aslam, analista de ThinkMarkets, si "por algún milagro" el texto supera el trámite en Westminster, el país entrará en un período de transición, tal como se estipula en los términos acordados con Bruselas. Después, cuando se aclare el asunto de la frontera con Irlanda del Norte, desde la entidad danesa opinan que las relaciones comerciales futuras pueden adoptar una forma parecida a las que mantienen Noruega con la UE.



Aslam, por su parte, cree que se pueden establecer al "estilo canadiense: con un acuerdo de libre comercio que provocará que el PIB del Reino Unido se contraiga más del 4% en los próximos 10 años, mientras que las economías europeas disfrutarán del beneficio del libre comercio y continuarán creciendo". O un "acuerdo aduanero, cuyo impacto no serña tan devastador, aunque la economía del Reino Unido se contraería más de un 3%".



2. Brexit sin acuerdo y elecciones generales. Los analistas de la entidad danesa dan escasas probabilidades de que esto ocurra (apenas un 15%) y sostienen que, de producirse, sería "por accidente". Desde Nomura profudizan en esta hipótesis y explican que hay dos aproximaciones: "un enfoque gestionado, por el cual el Reino Unido acepta que no puede llegar a un acuerdo, ya que no hay tiempo suficiente hasta el día Brexit y entra en una serie de acuerdos bilaterales con países para minimizar la perturbación de los mercados".



La otra, prosiguen, "es una salida abrupta mal administrada, por lo que el país salta sin paracaídas desde la UE con poca o ninguna planificación implementada". Quizás esto se deba a lo último. Pero casi descartan este desenlace porque la presión a ambos lados de la mesa de negociación irá enfocada a prolongar el Artículo 50 para evitar esta situación".



Aslam añade que de fracasar cualquier intento de prórroga de las condiciones actuales, "se producirá poco menos que un Armageddon en el país". "La economía se desplomará hasta un 7% y la libra puede caer hasta la paridad con el dólar". Opina este experto que antes de llegar a este caos, May convocará elecciones generales, como ha pedido esta semana el líder laborista Jeremy Corbyn. Así, "se mitigará el impacto en la libra".



3. Segundo referéndum. Es otra de las consecuencias de que el Gobierno 'torie' no pase el corte del Parlamento. El experto del bróker con sede en Londres enfatiza que "esta será la mejor opción, bajo la cual podríamos ver el reverso de lo que sucedió en junio de 2016 con la libra esterlina que podría saltar muy por encima de la marca de los 1,70 dólares". Para los analistas de Danske Bank este escenario tiene un 30% de posibilidades de materializarse.



4. Prórroga del Artículo 50. De todos los 'what if' posibles, es el que coge más fuerza, señalan desde la entidad con sede en Copenaghen. Ya sea para evitar una separación abrupta o desordenada o porque, simplemente, se agotará el tiempo antes de llegar al 29 de marzo. Tal vez será porque el Gobierno de May no ha acabado la tarea legislativa que permite cortar amarras, una prórroga que prolongue la permanencia en el bloque comunitario es una suerte de "tirar el balón hacia adelante" que podría ser conveniente para todas las partes.



5. Permanencia en la UE. se aborta el Brexit. Ya sea mediante un nuevo referéndum que revierta el resultado anterior o como resultado de elecciones generales, los analistas de Nomura avisan de que "el mercado debería empezar a contemplar valorar una mayor probabilidad de tal resultado si el voto en el Parlamento fracasa los diputados pasan a la acción en forma de moción de censura al Gobierno de May".