El euro/dólar, como la Fed y el BCE, tirando de paciencia

Fuente: WFG
11/01/2019 10:31

MADRID, 11 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- Los mercados se preparan para que ni la Reserva Federal (FED) ni el Banco Central Europeo (BCE), suban los tipos de interés en 2019. Las actas del BCE publicadas el jueves aplazan el inicio del abandono de los tipos negativos a finales de año y el presidente de la Fed, Jerome Powell, apeló a la paciencia en la normalización monetaria. El resultado es un euro/dólar que se hace eco de sus bancos centrales y no presenta cambios ni muchas ganas de seguir subiendo, después de quebrar la barrera de los 1,15 dólares.







El análisis técnico apunta a que el euro le ganará la partida al dólar y seguirá con su rally hasta los 1,18 dólares. De las dos monedas, es el 'billete verde' el que sale peor parado, ya que el mercado ha tenido que ajustarse al giro de timón de un banco central que ha estado bombeando su auge en 2018. Pero al euro tampoco le beneficia que el supervisor monetario de la eurozona aleje los incrementos de tasas, que se preveían para otoño. Ahora, cada vez son más los expertos que se inclinan porque su presidente, Mario Draghi, acabará su mandato sin abandonar la senda de tipos ultrabajos.



Así, este viernes se halla atrapado en los 1,1520/40 dólares, mientras los datos macro de la eurozona tampoco juega a favor de la divisa comunitaria. De hecho, los analistas también avisan de que la fortaleza del euro no durará porque el mercado ya ha casi descontado del todo que este año no haya incrementos de tipos en EEUU y "para que la moneda de EEUU se debilite aún más ahora tendrían que recortar los tipos", según economistas del Banco de Singapur.



Con todo, el panorama para el 'billete verde' es débil ante otros cruces. El yuan, por ejemplo, está en su mejor cambio desde julio, mientras que los dólares canadiense o australiano siguen manteniendo su avance. La libra, en cambio, no ha logrado mantener posiciones cerca de los 1,28 dólares y ha cedido terreno hasta los 1,27 dólares, a causa de las informaciones negativas que llegan desde el frente del Brexit.



A escasos días de la votación en el Parlamento sobre su acuerdo del Brexit, la primera ministra británica, Theresa May, ha perdido ya dos votaciones cruciales y, de fracasar también el 15 de enero, coge fuerza la convocatoria de nuevas elecciones generales. Contra el euro, la moneda de Reino Unido también ha cedido a mínimos de una semana.