Los analistas, más positivos pero aún cautos con el petróleo tras el rally del 20%

Fuente: WFG
10/01/2019 09:28

MADRID, 09 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- El petróleo ha subido un 20% en dos semanas y podría seguir avanzando a corto plazo, según los expertos. Aunque es cierto que la mayoría de éstos recortaron sus estimaciones del precio del crudo para 2019 tras las fuertes caídas que siguieron al pico marcado en octubre, también lo es que las perspectivas a corto son buenas ante el impulso que supondría un acuerdo entre China y Estados Unidos.



Las alzas en el crudo se han producido en paralelo con las subidas en las bolsas y los analistas consideran que, si el buen tono se mantiene en la renta variable, también lo hará en el petróleo. "Si los mercados de valores continúan su recuperación esta semana, no veo por qué los precios del petróleo no disfrutarán también del viaje", apunta Craig Erlam, experto de Oanda.



Los expertos de Danske Bank ven al Brent en 65 dólares a corto plazo (actualmente cotiza alrededor de los 60 dólares) "cuando entren en vigor los recortes de la OPEP". Por su parte, desde Julius Baer esperan que el petróleo se negocie por encima de los 60 dólares en los próximos meses ya que consideran que la principal preocupación para el crudo es la marcha de la economía mundial, que afecta a las perspectivas de demanda, y no ven que ésta vaya a detenerse pronto.



LA INCERTIDUMBRE SIGUE SIENDO ALTA



A pesar de que el sentimiento respecto al crudo es favorable a corto plazo, a medio plazo sigue dominando la incertidumbre. Julius Baer apunta que ésta continúa siendo alta debido a la política seguida por las naciones petroleras, a la disputa comercial entre Estados Unidos y China o a las sanciones de Estados Unidos sobre Irán. "No faltan noticias que potencialmente podrían sorprender. Nuestra visión continúa siendo neutral", apuntan estos expertos.



Desde Morgan Stanley comparten esta opinión cautelosa sobre el sector, aunque reconocen que las grandes petroleras han aguantado bien pese a las caídas del crudo de los últimos meses de 2018. Sin embargo, dado que la valoración del sector parece "estirada", han procedido a recortarla. Así, han reducido su previsión de BPA (beneficio por acción) para las grandes petroleras en torno a un 25%. Además, han recortado su pronóstico de capex entre un 10-15% y sus precios objetivos entre un 4% y un 16%. "Tenemos un consejo de sobreponderar sobre BP, Total y REPSOL; neutral sobre Shell y Equinor; e infraponderar sobre Eni", señalan estos expertos.







En opinión de Berenberg, el crudo podría verse impulsado a corto plazo por un menor número de equipos de perforación en Estados Unidos y unos datos semanales de inventarios que acompañen, lo que aumentaría la confianza en un reequilibrio entre la oferta y la demanda. Sin embargo, igualmente reconoce que la incertidumbre domina el sector y que hacen falta "señales tangibles de progreso".



"Dado el aumento de la oferta durante el segundo semestre de 2018 y la continua incertidumbre sobre la demanda mundial, creemos que el mercado querrá ver señales tangibles de un equilibrio antes de que los precios del crudo reaccionen", añaden estos analistas.



Berenberg ha reducido su previsión para el crudo para 2019 de manera drástica -hasta los 65 dólares desde los 83 dólares previos-, así como sus estimaciones de BPA para 2019 un 31% de media para el conjunto de sector. Aun así, las rebajas no les llevan a estar fuera del mismo, ya que consideran que los fundamentales para 2019 son atractivos. "Nuestros precios objetivos caen un 11% pero todavía vemos un potencial de aumento del 12% de media. Mantenemos nuestras recomendaciones de comprar para Total, BP y Repsol y elevamos Eni hasta comprar", concluyen estos analistas.