La economía de la eurozona continúa desacelerándose en noviembre

Fuente: WFG
05/12/2018 10:21

MADRID, 05 DIC. (Bolsamania.com/BMS) .- El crecimiento económico de la zona euro continúa desacelerándose en noviembre, debido principalmente a Alemania, donde los últimos datos indican la expansión económica más débil en casi cuatro años. Sin embargo, se ha observado un crecimiento económico ininterrumpido durante los últimos cinco años y medio y tanto el sector manufacturero como el sector servicios siguieron expandiendo sus actividades en noviembre.



El índice PMI compuesto de la actividad total de la zona euro de noviembre, elaborado por la consultora Markit y publicado este miércoles, registró su nivel más bajo desde septiembre de 2016. El índice disminuyó de 53,1 registrado en octubre a 52,7 en noviembre, aunque se situó ligeramente por encima de su estimación precedente de 52,4.



No obstante, los fabricantes sólo registraron un aumento marginal de la producción, que fue el más débil en el ciclo actual de expansión que comenzó en julio de 2013. El crecimiento de la actividad comercial del sector servicios se mantuvo en un nivel sólido, aunque de todas formas fue el más débil en más de dos años.



Italia siguió siendo el país con el resultado más débil, ya que la actividad total se contrajo levemente por segundo mes consecutivo. En contraste, se observó un crecimiento más fuerte en Irlanda, Francia y España, aunque los ritmos de expansión se mantuvieron bajos frente a los observados a principios de año.



La creación de empleo continuó en noviembre, aunque a una tasa más lenta que en meses anteriores. El crecimiento del empleo, aunque sólido, fue el más lento registrado desde comienzos de 2017. En Alemania, Francia e Irlanda se observaron aumentos más débiles.



Respecto a los precios, la presión se mantuvo elevada en noviembre y se situó por encima de la tendencia a largo plazo. Algunas de las empresas encuestadas comentaron que los salarios han aumentado y también mencionaron que las facturas de las energías y del combustible han subido. El aumento de precios incitó a las empresas a subir sus propias tarifas. No obstante, las presiones competitivas limitaron el poder de fijación de precios, especialmente en Italia, Francia y España, donde sólo se registraron tasas modestas de inflación. En consecuencia, las tarifas a nivel compuesto aumentaron a la tasa más débil de seis meses.



Las expectativas respecto a la producción y actividad futuras alcanzaron su nivel más bajo en casi cuatro años en noviembre. La incertidumbre política y económica, especialmente en torno al comercio, continuó teniendo un efecto negativo en el sentimiento.



SECTOR SERVICIOS



Por otro lado, el índice PMI de actividad comercial del sector servicios disminuyó ligeramente del nivel 53,7 registrado en octubre a 53,4 en noviembre, señalando la lectura más baja registrada en más de dos años.



La desaceleración del crecimiento se centró también principalmente en Alemania, donde la actividad aumentó a su ritmo más débil desde mayo pasado. Francia continuó registrando un marcado incremento de la actividad, mientras que España mostró un crecimiento sostenido en un nivel sólido. En Italia, la actividad aumentó ligeramente después de registrar una contracción en octubre.



Se registró una mayor creación de empleo y el incremento de los niveles de dotación de personal se mantuvo sólido a pesar de haber disminuido hasta su mínima de seis meses. Las mayores alzas de las plantillas se observaron nuevamente en Alemania e Irlanda, que también registraron los mayores incrementos de los costes a raíz del incremento de las cargas salariales.



Mientras, la confianza empresarial disminuyó hasta su nivel más bajo desde agosto de 2016. El optimismo sobre el futuro se situó en su nivel más bajo de dos años tanto en Francia como en Alemania.



Desde Markit comentan que estos datos sugieren "que la región sigue estancada en un pequeño bache". "La desaceleración liderada por el sector manufacturero mostró nuevos indicios de que se está extendiendo al sector servicios. Las respuestas a la encuesta destacaron la intensificación de los vientos en contra que están creando el Brexit y las preocupaciones por la guerra comercial, un sector automotriz en dificultades y una creciente incertidumbre con respecto a la perspectivas económicas y políticas".