Santander negocia comprar la financiera de Alcampo, Decathlon y Leroy Merlin

Fuente: WFG
05/12/2018 09:52

MADRID, 04 DIC. (Bolsamania.com/BMS) .- Santander sube su apuesta por el crédito al consumo. La entidad negocia con la familia Mulliez, propietaria de Alcampo, Decathlon o Leroy MERLIN, la compra de su financiera, Oney, según informan fuentes conocedoras de las conversaciones. Un proceso del que ya se han retirado entidades como Crédit Mutuel, BNP Paribas o Unicredit por su presencia en países con elevado riesgo.



Rothschild es la firma que tiene el mandato de venta y Santander, por su parte, ha elegido a Deloitte como asesor para ejecutar la due diligence y poder así establecer una valoración de la compañía, según las fuentes citadas. Las ganancias anuales de Oney, la antigua Banque Accord, se sitúan entre los 40 y los 50 millones de euros. Aplicando un múltiplo de 10 veces, la operación podría alcanzar un valor de 500 millones.



La venta se cerrará en las próximas semanas y es posible que no afecte al 100% de la compañía. La familia Mulliez quiere mantenerse en Oney con una participación minoritaria, aunque el control lo tenga Santander. El rechazo de los otros grandes bancos europeos se deriva de que tiene presencia en países como Rusia, Ucrania o Rumanía; en el caso de que la entidad española llegue a un acuerdo, el Banco Central Europeo (BCE) le obligará a vender en esas geografías con toda seguridad.



La familia Mulliez, a través de Auchan Holding, es dueña de marcas como la propia Auchan, Alcampo o Simply Market. Además, el clan liderado por los herederos de Louis Mulliez es propietario, a través de varias compañías, de Decathlon, Midas, Norauto o Kiabi, y tiene una participación de control en Grupo Adeo, propietario de Leroy Merlin.



La firma de bricolaje es una de las compañías con las que Oney tiene acuerdos de financiación en punto de venta. Otras son marcas de su dueño, como Alcampo o Decahtlon, aunque también es socia de empresas como Worten.







Con esta adquisición, Santander daría otro impulso a su negocio de crédito al consumo, que gestiona a través de la financiera que controla tras fusionarla con la de El Corte Inglés, Santander Consumer Finance. A pesar de las advertencias del Banco de España en contra de este tipo de préstamos, Santander ha avanzado en este terreno durante las últimas semanas gracias a El Corte Inglés y al Black Friday.



GEOGRAFÍAS COMPLICADAS



Las negociaciones para la venta de Oney ya llevan un tiempo en marcha. De hecho, tres grandes bancos se han retirado ya de la competición. Se trata de Crédit Mutuel, BNP Paribas y Unicredit. A estas entidades les echó para atrás la presencia de la financiera en mercados "con mucho riesgo", como el ruso, el ucraniano o el rumano, de acuerdo con las mismas fuentes.



En este aspecto no estará de acuerdo el BCE, que, según las mismas fuentes, probablemente obligará a Santander a deshacerse del negocio con el que cuenta Oney en Rusia, Ucrania y Rumanía. El supervisor no está muy de acuerdo con que las entidades bajo su paraguas aumenten su presencia en mercados emergentes, especialmente tras las turbulencias experimentadas en algunos de ellos durante este año.



Oneyestá presente, además de en estos, en otros ocho países y emplea a unas 3.000 personas en todo el mundo, la mayoría de ellas en Francia, donde cuenta con 1.020 trabajadores. En España lleva asentada quince años, tras lo que ha conseguido alcanzar el millón de clientes.



Hace unos meses, la prensa francesa recogía el rechazo del director general de Oney, Jean-Pierre Viboud, a la idea de que la compañía estuviera en venta. "Oney no está en venta… Auchan Holding está buscando socios estratégicos", apuntaba el directivo el pasado junio. No obstante, la financiera cambiará de manos en las próximas semanas.