Deutsche Bank sobre la bolsa española: "Sigue siendo una gran decepción"

Fuente: WFG
04/12/2018 08:03

MADRID, 03 DIC. (Bolsamania.com/BMS) .- "La bolsa española sigue siendo una gran decepción". Así de claro y tajante se ha mostrado Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank en España, en la presentación de las perspectivas económicas y bursátiles de la entidad para 2019.



En su opinión, el Ibex no refleja la buena evolución que, según el banco alemán, está demostrando la economía española (espera que ésta avance un 2,4% en 2019, por encima de la media europea) y no lo hace porque está dominado por tres sectores: el financiero, el eléctrico y el de las 'telecos', representado en Telefónica.



"(Estos tres sectores) son el 70% de la capitalización del Ibex y su negocio lo recaban principalmente en otros países. Eso quiere decir que ni el índice ni sus empresas reflejan lo que hace la economía española", explica Jiménez-Albarracín.







El responsable de renta variable de Deutsche en España reconoce que el índice español tiene "muchísimo potencial", pero al mismo tiempo subraya que ya son "muchos años" en los que no cumple con ese potencial. Para que lo haga bien, las cosas deben ir bien en esos tres sectores y este año ha ocurrido todo lo contrario.



"La evolución (del Ibex) depende mucho de que haya tranquilidad. El contagio de los periféricos ha vuelto. Si caen los bancos italianos, los bancos españoles caen", explica este analista.



Desde su punto de vista, el mal comportamiento de los bancos españoles en 2018 - "son un ejemplo de capitalización y eficiencia", ha precisado- se debe precisamente al contagio desde Italia. Explica Diego Jiménez-Albarracín que los grandes gestores de fondos, si se van de Italia, se van también de España, y espera que la tranquilidad empiece a llegar al país trasalpino y que la situación actual se revierta.



En cuanto al sector eléctrico, ha reconocido que toda la incertidumbre regulatoria le ha afectado claramente. "Cada vez que se habla de regulación, las eléctricas sufren. Esto influye mucho en la visión de los grandes inversores", añade este analista.



OJO CON LA GUERRA COMERCIAL



La guerra comercial es el gran elemento de incertidumbre que existe ahora en los mercados, según Deutsche, por mucho que Donald Trump y Xi Jinping hayan firmado una tregua este fin de semana. Ambos han acordado un plazo de 90 días para llegar a un acuerdo comercial, un plazo que a Rosa Duce, economista jefe del banco en España, se le antoja corto.



"El acuerdo es positivo, pero no elimina toda la incertidumbre. Sólo se han dado tres meses para hablar de aranceles, propiedad intelectual, productos agrarios... no es muy amplio", explica la economista, que advierte de que "no nos hemos quitado la guerra comercial de la cabeza".







Duce reconoce, sin embargo, que es optimista porque "a nadie le interesa una guerra comercial", tampoco a Trump, que ya ha comprobado que también puede llegar a afectar a la economía de Estados Unidos.



Con todo, dentro de la renta variable, Estados Unidos es la primera recomendación de Deutsche por la fortaleza del crecimiento económico que, en su opinión, se traducirá en mayores beneficios y esto podría llevar al S&P a los 2.950 puntos a finales de 2019. "Las caídas registradas en octubre y noviembre no se corresponden con los fundamentales económicos y empresariales y han colocado las valoraciones en niveles mucho más atractivos", señalan desde el banco. La entidad prevé que la economía estadounidense crezca a un ritmo del 2,4% en 2019.



En cuanto a las bolsas europeas, son su tercera opción de inversión para el próximo año por detrás de Estados Unidos y de las bolsas asiáticas. "En Europa, las dudas políticas han generado un sentimiento negativo que ha pesado más que los beneficios empresariales. A corto plazo el potencial de subida está limitado por estos problemas", señala el banco.



Respecto a sus recomendaciones de cara a 2019, su cartera de valores favoritos en España está integrada por REPSOL, Telefónica, CELLNEX, INDITEX, AMADEUS, FERROVIAL y Santander. Por su parte, la de sus valores favoritos en EEUU está compuesta por Biogen, Facebook, JP Morgan, Microsoft, Amazon, Alphabet, Delta Air Lines y United Health. Las tecnológicas, tras las caídas sufridas este año, les gustan, han explicado.