La patronal europea de pensiones pide la exención de los planes en la tasa Tobin

Fuente: WFG
03/12/2018 09:28

MADRID, 30 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- Pensions Europe, la patronal europea de los planes de pensiones, carga contra el gobierno de Pedro Sánchez y su controvertida medida de la tasa Tobin. Advierte sobre un posible detrimento del ahorro en pensiones privadas y, además, pide una exención para los planes en esta tasa.



"El impuesto a las transacciones financieras aumentaría los costes, disminuiría los retornos y reduciría la eficiencia de las estrategias de inversión de los fondos de pensiones que, en última instancia, conllevaría a menores beneficios para los pensionistas", argumenta la asociación europea.



Algunos de los efectos colaterales que tendría la tasa Tobin sobre los planes de pensiones y las empresas europeas serían, según Pensions Europe, la menor actividad de cobertura de riesgos por parte de los planes y el incremento en el coste de capital para las compañías emisoras en la zona del impuesto. "Los Estados miembros en la zona del impuesto se volverían menos atractivos y el movimiento de capital, en particular entre la zona con la tasa Tobin y el resto de la Unión Europea, se vería afectado", apunta la patronal.







La asociación europea se apoya en los cálculos de Inverco para presionar al gobierno de España respecto a los planes y la tasa Tobin. Según Inverco, las inversiones en acciones cotizadas españolas por parte de los planes de pensiones a lo largo de la fase de acumulación de los participantes durante su vida en activo podrían perder un 17% de su rentabilidad total, o un 29,4% si se considera la pérdida de beneficios por la no reinversión de lo que resta el impuesto.



No obstante, este cálculo difiere de la primera estimación que realizó Inverco en público a mediados de octubre, que era mucho menor. En ese momento, la asociación española aseguraba que la tasa Tobin impactaría un 6% sobre el rendimiento de los planes de pensiones a 25 años.



La tasa Tobin diseñada por el Gobierno de Sánchez grava con un 0,2% la compra de acciones de grandes empresas españolas, aunque quedan exentas la deuda, las salidas a bolsa, las liquidaciones de los creadores de mercado, los bonos convertibles en acciones y los derivados. El objetivo de España consiste en recaudar cerca de 1.000 millones de euros con el impuesto.



MÁS ARGUMENTOS DE PENSIONS EUROPE Y SU PROPUESTA



Según Pensions Europe, la propuesta del gobierno español es incompatible con las exenciones para los planes de pensiones que ya existen en la regulación de los impuestos sobre las transacciones financieras de Francia (que data de 2012) e Italia (2013). Además, la patronal europea de los planes de pensiones incide en que este impuesto "contradice la estrategia de la UE para generar crecimiento y fomentar la inversión en la UE, ya que afecta seriamente a los fondos de pensiones en sus papel como inversores".



Por eso, Matti Leppälä, consejero delegado y secretario general de Pensions Europe, defiende que "la iniciativa del impuesto sobre las transacciones financieras a escala de la UE debería retirarse o, al menos, los planes de pensiones deberían estar exentos de su alcance", ya que, en opinión del organismo, actuaría en detrimento de los ahorros para la jubilación y de la economía real.