¿Calentando motores para el 'rally' de Navidad?: analizamos el Ibex 35, Dax y el S&P 500

Fuente: WFG
03/12/2018 07:45

MADRID, 30 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- Igual que el mes de octubre acostumbra a ser un mes peligroso, ya que se le conoce como el de los suelos de mercado, nos adentramos en un periodo que estacionalmente favorece a la renta variable.



Aunque para hablar de ‘rally’ de Navidad todavía es pronto, pues este hace referencia principalmente al periodo que abarca desde aproximadamente la segunda mitad de diciembre hasta los primeros días de enero.











Lo interesante de la situación actual es que la semana pasada vimos a los grandes índices europeos poner a prueba los importantes soportes que presentan en los mínimos de octubre. Y estos están aguantando por el momento. Es más, se puede decir que están tratando de poner tierra de por medio. De lo que se deduce que en la medida en que se respeten los importantes soportes que tenemos en los mínimos de octubre (Dax 30: 11.000; Euro Stoxx 50: 3.090 y CAC 40 (futuro): 4.890) entendemos que cabe la posibilidad de que la renta variable en su conjunto experimente un rebote de mayor amplitud al que estamos acostumbrados en los últimos tiempos. Para ello, necesitaremos que los distintos índices (a poder ser en bloque) superen las resistencias que presentan en los máximos de principios de noviembre, los últimos máximos decrecientes. En cualquier caso, estamos hablando de un potencial rebote fruto de la extrema sobreventa (semanal y mensual) y para nada de un cambio de tendencia, o al menos no por el momento.



A continuación, analizamos técnicamente los siguientes índices:



IBEX 35



Nuestro selectivo se está comportando en el último mes mejor que los índices europeos, prueba de ello es que cotiza a un 5% de los mínimos de octubre, mientras que el resto de nuestros vecinos lo hace a poco más de un 2%. Y esto se debe, principalmente, al buen comportamiento en las últimas sesiones de títulos como INDITEX y Telefónica. Los dos han soportado a nuestro Ibex cuando han venido mal dadas en los últimos tiempos.











Técnicamente, tras marcar esta semana un máximo en los 9.199 puntos, volvemos a tener un nuevo máximo decreciente: el octavo desde los máximos de mayo. Por no hablar de la importante resistencia que tenemos en la directriz bajista de corto plazo, ahora en los 9.340 puntos. Por abajo, por el lado de los soportes, tenemos los 8.830 y, sobre todo, los mínimos anuales (los de octubre), en los 8.627 puntos.







Gráfico diario del Ibex 35











DAX 30



Aquí está la madre de todas las batallas, en el índice germano. Esa es la gran formación en 'cabeza y hombros' de medio plazo que todo el mundo ve y eso es lo que de alguna manera me descuadra. Pues como se suele decir "en bolsa, lo que todo el mundo sabe/conoce no vale nada". En cualquier caso, la formación de implicaciones bajistas sigue ahí. Y si al final se cumple cabe apostar por importantes caídas adicionales enlas próximas semanas/meses. Por el momento, los mínimos de octubre están actuando de soporte. Y de perderse sí que cabe apostar por una aceleración de las caídas. La superación de los máximos de noviembre (11.700) quitarían algo de hierro a las actuales tensiones bajistas. Pero mientras tanto, todo forma parte de un simple rebote dentro de una fase correctiva de orden mayor.











Gráfico semanal del Dax 30











S&P 500



En el último mes y medio tenemos al principal índice del mundo dando forma a lo que parece un triángulo (máximos decrecientes y mínimos crecientes) y todo ello dentro de un gran movimiento lateral, con cierto sesgo alcista. Lo que quiere decir que a día de hoy Wall Street no es bajista, a pesar de todo el ruido que tenemos desde hace tiempo. No podemos decir lo mismo del Nasdaq, que continúa construyendo máximos y mínimos decrecientes. Ahora bien, qué duda cabe que la perforación de los mínimos de octubre serían un primer aviso a navegantes de que la cosa se pondría seria y, sobre todo, de la pérdida de los mínimos anuales, los mínimos de febrero en los 2.532 puntos. Por debajo de este último nivel sí que saltarían las alarmas por todos los lados.







Gráfico diario del S&P 500











A modo de resumen, todo se reduce a que se respeten sí o sí los mínimos de octubre. Perderlos sería la enésima señal de debilidad y antesala, muy probablemente, de otro latigazo bajista en las bolsas mundiales.