Renta 4, sobre BBVA y Onur Genç: "No es descabellado estar en Turquía"

Fuente: WFG
30/11/2018 09:31

MADRID, 29 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- El nombramiento de Onur Genç como nuevo consejero delegado de BBVA ha sorprendido en el mundo financiero por inesperado. Procede de BBVA Compass (EEUU), aunque antes pasó por Garanti (Turquía). Precisamente, su designación es un espaldarazo del banco a la apuesta de Francisco González y Carlos Torres por el mercado otomano, puesta en entredicho por los analistas sobre todo desde este verano con la crisis de la lira turca. Sin embargo, gestoras como RENTA 4 ven con buenos ojos la aventura de BBVA en Turquía.



"No es una apuesta descabellada estar en Turquía, puede salirle bien a BBVA con el tiempo", asegura Alejandro Varela, gestor de Renta 4. En una presentación sobre bolsa internacional y fondos, ha hecho hincapié en que "Turquía no es Argentina", haciendo una comparación con otra de las crisis recientes en emergentes con las que las empresas del IBEX 35 tanto han sufrido en este 2018.







La opinión de Celso Otero, también gestor de Renta 4, es que "la banca en Europa no es un sector atractivo" en conjunto. Desde la crisis, el sector pelea contra la opinión pública en contra, que le afea los excesos y los escándalos en productos tóxicos erróneamente vendidos entre minoristas, contra la sobrerregulación y las obligaciones de más capital y, en especial, contra los bajos márgenes traídos por los tipos al 0%.



Sin embargo, este experto entiende que bancos internacionales como BBVA se la jueguen en los mercados de mayor crecimiento, como son los emergentes, para salir de esta espiral en Europa y poder crecer y ser rentables. BBVA se la juega en Turquía y México, y Santander en Brasil.



MÉXICO Y BRASIL



Precisamente, México es otro campo de batalla tanto para los gestores de inversiones como para los directivos de BBVA. El intento (por ahora, fallido, aunque no descartado del todo) de Morena, el partido de López Obrador, de suprimir de golpe una larga lista de comisiones bancarias básicas no ha gustado ni a los inversores internacionales ni, sobre todo, a los bancos afectados por estar presentes en el país azteca. "La incertidumbre sobre las primeras medidas de política económica ha llevado a una grave pérdida de confianza", indica Renta 4.



"Confío en la economía mexicana, pero no en los dirigentes mexicanos", asegura rotundo Varela. "México tiene buenos fundamentales y es una economía muy dinámica y pujante", pero queda la espina de esta medida. Por eso, en su fondo, el Renta 4 Latinoamérica, el peso de México se ha visto reducido desde el 40% hasta el 22%.



También ha cedido protagonismo en el fondo Brasil, que ha pasado de un 43% a un 32%. Las compañías de Chile, Perú y Colombia son quienes están cogiendo el guante.



Brasil está en el punto de mira. El nuevo gobierno de Bolsonaro tiene por delante la reforma del sistema de pensiones, que quiere llevar de un sistema de reparto a uno de capitalización. También se enfrenta a la reducción del déficit público, con objetivos de estabilidad presupuestaria en 2019 y superávit en 2020, a las privatizaciones de compañías o partes de compañías no estratégicas y a menguar el tamaño del gobierno, rebajando el número de ministerios a la mitad, de 29 a 15, entre otras medidas.



¿COMPRAR BOLSA AHORA?



Tras un año fatídico para las bolsas, Renta 4 Gestora aconseja aprovechar estas caídas para comprar acciones en rebajas. "El peor escenario que podemos esperar para el 2019 ya lo tenemos descontado en precio", asegura Otero, que en el fondo Renta 4 Acciones Globales ha aumentado en las últimas semanas su exposición al parqué del 75% al 80%.



En su opinión, no hay una recesión a la vista. "Es más normal que llegue un escenario de ajuste de ciclo y de capacidad de sectores, pero no de recesión", y el atractivo para los gestores está hoy en jugar oportunidades entre sectores.



A pesar de las diferentes crisis que han existido, el PIB mundial ha crecido consistentemente en las últimas décadas a una tasa media del 3,5%. De ahí que Otero recomiende invertir en todo el mundo, esto es, en acciones de compañías con presencia global, para así dejar de lado los problemas que pueda tener una economía en particular.