La hora de Trump y Xi: "Las subidas serían contundentes" si hay acercamiento

Fuente: WFG
30/11/2018 08:42

MADRID, 23 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- Donald Trump y Xi Jinping se reúnen el sábado en el marco de la cumbre del G-20 que se celebra en Argentina, aunque han querido dejar claro que su encuentro se producirá al margen de este cónclave de líderes. El mercado está extremadamente pendiente de un acontecimiento que supone la última oportunidad en el año de conseguir un acercamiento comercial. Aunque el optimismo ha aumentado en las últimas horas, las expectativas de avances siguen siendo considerablemente bajas.



El presidente Trump, el vicepresidente, Mike Pence, y distintos consejeros de la Casa Blanca, llevan días haciendo declaraciones contradictorias relacionadas con esta reunión, aumentando el optimismo y enfriándolo y generando una importante volatilidad en el mercado con esta manera de proceder. Desde China, el viceministro de Comercio, Wang Shouwen, ha señalado que los equipos comerciales de ambas partes "han estado en estrecho contacto" antes de la reunión.



Con todo, a escasas horas de la cita, predominan las voces que indican que, aun cuando se produzca un acercamiento de mínimos -que es lo que se prevé mayoritariamente-, éste será recibido positivamente por unas bolsas ávidas de avances entre China y EEUU. Según Bloomberg, los expertos creen que hay menos de un 50% de posibilidades de un gran avance en esta reunión. "Como mucho llegarán a un acuerdo para seguir hablando", señala la mayoría. En todo caso, cabe recordar que Estados Unidos mantiene sobre la mesa la amenaza de aumentar los aranceles hasta el 25% sobre productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares.



Peter Navarro, principal asesor comercial de Trump y considerado arquitecto de la guerra comercial, será excluido de las conversaciones, según informó recientemente el 'South China Morning Post'. Navarro defiende la 'línea dura' en la política comercial y ha declarado que los "millonarios globales" están presionando a la Casa Blanca para llegar a un acuerdo comercial como parte de una conspiración del Gobierno chino, un comentario que el consejero Larry Kudlow cuestionó públicamente. La exclusión de Navarro se interpreta también como una señal positiva de cara a lograr mayores avances... pero hay analistas que persisten en sus dudas.



"Peter 'Muerte para China' Navarro no acompañará al presidente estadounidense Trump a la cena con el presidente chino en Argentina. Esto es tan conciliador como decir que no servirás chuletas de cerco en un bar mitzvah", comentan irónicamente los expertos de RaboBank. El número dos de la política económica china, Lui He, tampoco va a acudir. "Estará en Europa tratando de asegurarse de que hay un respaldo a las exportaciones chinas en caso de que las cosas vayan mal", añaden estos expertos continuando con el mismo tono.



Con todo, lo que parece claro es que 'algún' tipo de avance habrá y que eso podría ser bien recibido por las bolsas. Desde AlphaValue consideran que el mercado no caerá mucho en el caso de que no haya acuerdo entre Trump y Xi porque es el escenario que ya ha descontado. Sin embargo, si se produce un acercamiento "las subidas podrían ser contundentes", auguran. En todo caso, confían en un avance en las relaciones y señalan que esta reunión será "una clara oportunidad para recuperar las fuertes pérdidas cosechadas durante este ejercicio".



"Aunque los presidentes Trump y Xi puede que no encuentren soluciones a las tensiones comerciales existentes, una señal de 'alto el fuego' puede ayudar a calmar a los mercados después de la reciente agitación", afirma en el mismo sentido Hussein Sayed, responsable de estrategia de mercados de FXTM.



Sayed explica que los últimos datos estadounidenses del sector de bienes duraderos mostraron una caída del 4,4% en octubre, marcando su mayor descenso en 15 meses. Además, la inversión de las empresas se debilitó por tercer mes consecutivo. "Esto puede ser una prueba de que la desaceleración de la economía mundial y las tensiones comerciales entre EEUU y China están haciendo que las empresas se abstengan de invertir en Capex. Eso es lo que hace que la cumbre del G-20 de esta semana sea un evento clave para los mercados financieros mundiales", concluye.