La economía de EEUU se ralentiza al 3,5% en el tercer trimestre

Fuente: WFG
28/11/2018 15:14

MADRID, 28 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- La economía estadounidense goza de un buen estado de salud. El Producto Interior Bruto (PIB) del país ha crecido un 3,5% en el tercer trimestre del año, según han confirmado los datos dados de la Oficina de Análisis del Gobierno dada a conocer este miércoles. La cifra no ha variado respecto a la estimación inicial, aunque se queda por debajo de los pronósticos de los analistas, que esperaban que se revisase hasta el 3,6%, y es siete décimas inferior respecto al trimestre anterior.



No obstante, aunque el dato del PIB no ha cambiado, la revisión que se ha llevado a cabo sí que muestra cambios notables en el comportamiento de algunos segmentos de la economía, recoge Marketwatch. Por ejemplo, los hogares y los gobiernos estatales y locales gastaron mejor de lo que se había comunicado en un principio, y además la inversión empresarial no fue tan débil como se creía entre julio y septiembre.



Los datos revelan que el gasto de los consumidores, el principal motor de la economía, creció a un ritmo del 3,6% en lugar del 4%. Por su parte, el aumento del gasto estatal y local se redujo desde el 3,2% estimado inicialmente hasta el 2%. Y la inversión de las empresas, por su parte, fue más fuerte. En concreto, la inversión en equipos aumentó un 3,5%, mientras que en la estimación preliminar no se estimaba ningún aumento. Por su parte, el gasto en estructuras como edificios de oficinas y plataformas de perforación cayó solo un 1,7% y no un 8% como se había comunicado en la estimación preliminar.



En el tercer trimestre las exportaciones estadounidenses cayeron a un ritmo ligeramente superior del 4,4% anual, mientras que el aumento de las importaciones alcanzó el 9,2%. La tasa de inflación, por su parte, se redujo hasta el 1,5% en el periodo.



Además, ha sorprendido el dato del beneficio de las empresas, que ha tocado máximos de seis años. Así, las ganancias de los últimos doce meses han subido un 10,3%, el aumento más rápido desde 2012, mientras que el resultado empresarial ajustado antes de impuestos ha aumentado un 3,4% en el tercer trimestre.



Y aunque los datos revisados son, en general, buenos, los expertos recuerdan que no se puede esperar que se repitan en la recta final del año. De hecho, los analistas señalan que es poco probable que el crecimiento sea tan fuerte en los últimos tres meses de 2018, y estiman que la economía de EEUU crecerá a un ritmo de 2,7% en el cuarto trimestre. Algunos, incluso, estiman que el crecimiento será aún más lento.