La fiscal del caso Bankia respalda a las acusaciones y descarta la 'doctrina Botín'

Fuente: WFG
28/11/2018 12:39

MADRID, 28 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- La fiscal del caso BANKIA, Carmen Laúna, ha rechazado las aspiraciones de los encausados de acogerse a la ‘doctrina Botín’ para pedir la nulidad de la apertura del juicio oral. Además, ha manifestado que las acusaciones particulares y populares personadas están legitimadas para ello, descartando su salida del caso, como pedían algunas defensas.



Laúna cree que el perjuicio de la salida a bolsa de la entidad fue a todos los contribuyentes, debido a las ayudas públicas que recibió la entidad, superiores a 20.000 millones de euros, por lo que no solamente el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) fue el perjudicado. "Discrepamos de la consideración que el único perjudicado sea el FROB", ha apuntado.



Para que fuera posible la aplicación de la ‘doctrina Botín’, que permite evitar la imputación si el acusado solo lo es por el fiscal o por una acusación particular, el perjuicio debería ser únicamente a nivel particular, no colectivo. Así lo indica la ‘doctrina Atutxa’, que matiza la ‘Botín’.



Por otra parte, Laúna ha respaldado a las acusaciones personadas en el caso. "Entendemos legitimadas las acusaciones particulares y populares personadas", por lo que "no procede en modo alguno la nulidad de la apertura del juicio oral", ha indicado la fiscal durante la tercera sesión del juicio.



En cuanto a la cuestión previa planteada por las defensas de Bankia y de BFA en relación con la expulsión de determinados demandantes que consideraban no legitimados para ello, Laúna ha respondido que la impugnación de la personación de una acusación debe hacerse en el momento de la personación. Bankia y BFA pudieron hacerlo entonces, pero no lo hicieron.



Durante la fase de cuestiones previas, ambas defensas explicaron que solamente una pequeña parte de los demandantes particulares, 168 de casi 11.000, están legitimados para ello porque el resto ya recibieron la devolución de la inversión a través del mecanismo que puso en marcha Bankia en 2016 (que daba un 1% de interés) o porque ni siquiera acudieron a la salida a bolsa, sino que adquirieron sus títulos después. A este respecto, la fiscal ha advertido a las acusaciones que si no son capaces de demostrar su perjuicio a lo largo del juicio "decaerá su derecho" de personación y deberán asumir las consecuencias.



Además, ha defendido la "exhaustividad" en el relato de los hechos y las imputaciones efectuado tanto en los escritos como en las resoluciones judiciales, por lo que rechaza las cuestiones previas de las defensas en relación con la poca concreción de los delitos imputados.



Las acusaciones particulares, por su parte, han defendido su legitimación. Algunas se han adherido a todas las consideraciones efectuadas por la fiscal, sin dar más explicaciones. "Estamos legitimados para ejercer la acción civil y la acción penal", ha apuntado una abogada de las acusaciones, al tiempo que otro letrado ha señalado que es "vergonzante" que Bankia ofrezca a los perjudicados la devolución de la inversión más un 1% cuando a lo largo del proceso los costes han sido muy superiores.



La representación de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec), sin embargo, ha apuntado que si alguno de sus defendidos ya cobró la devolución de la inversión en la salida a bolsa, comodefiende Bankia, le obligará a retirarse del caso.



A lo largo de la sesión, una de las acusaciones particulares se ha retirado del caso. El abogado ha explicado que en abril de 2016 sus clientes solicitaron la devolución de la inversión ofrecida por Bankia, pero no se dio respuesta a su petición. En estos momentos, sin embargo, la entidad está tramitando su caso, por lo que ven coherente salir de la causa.



DEFENDER LA ÚLTIMA PALABRA



En cuanto a las peticiones de prácticamente todos los acusados de no tener que acudir a todas las sesiones del juicio, sino solamente a las indispensables, la fiscal ha señalado que "es un deber por parte de los acusados la comparecencia". Laúna considera que estar presente en todas las jornadas del juicio oral y escuchar todo lo que se diga a lo largo del proceso es la única forma de que los encausados puedan ejercer correctamente su derecho de defensa y de pronunciar la última palabra.



No obstante, Laúna se ha mostrado a favor de que algún acusado no asista a alguna sesión concreta del juicio por motivos debidamente acreditados, como ingresos hospitalarios. Esta razón fue alegada por las defensas de Francisco Juan Ros y Mercedes Rojo en las sesiones del lunes y el martes.