La 'vieja' Pescanova se hunde un 9% tras no poder eludir la fianza de 1.000 millones

Fuente: WFG
28/11/2018 09:36

MADRID, 27 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- La 'vieja' PESCANOVA vivió este martes otra jornada negra en bolsa. Sus títulos se desplomaron un 8,5% (aunque llegaron a caer hasta un 16,48%) y marcaron su mínimo anual en los 0,470 euros tras conocerse el rechazo del juez a su recurso para eludir la fianza de casi 1.000 millones de euros que se le impuso por la quiebra del grupo en 2013. Ahora la situación de los cerca de 9.000 accionistas de la compañía pesquera es mucho más incierta.



Pescanova S.A., en la que están los accionistas de la vieja matriz, se mantiene gracias a una participación del 1,6% en la corporación constituida por la banca acreedora, Nueva Pescanova, para reflotar la compañía. La 'vieja' Pescanova atraviesa un momento complicado en bolsa, ya que sus acciones se han desplomado un 56% en lo que va de año, y noticias como la conocida este martes, adelantada por La Voz de Galicia, no hacen más que alimentar los temores de los pequeños accionistas, que ya lo han perdido casi todo y a los que solo les queda esperar un milagro.



Y es que el rechazo del juez al recurso interpuesto por Pescanova S.A. para tratar de eludir la fianza de 951,1 millones de euros puede ser un auténtico 'mazazo' para la compañía, cuya capitalización bursátil asciende actualmente a poco más de 14,6 millones de euros. La Audiencia Nacional, en el auto de apertura de juicio oral dictado el pasado 11 de junio, apuntaba que la 'vieja Pescanova' debía depositar una fianza de 348,2 millones para responder de las multas solicitadas por las acusaciones, y otras fianzas por importe de602,9 millones, conjuntamente o subsidiariamente con otros acusados, entre ellos el expresidente de la compañía Manuel Fernández de Sousa, para garantizar la responsabilidad civil.



En un comunicado, Pescanova S.A. reconoce que su recurso ha sido desestimado, pero explica que también lo han sido todos los demás presentados contra este auto. Según señala la compañía, el rechazo se debe a que el juez entiende que "este no es el cauce procesal adecuado para discutir las decisiones relativas a las medidas cautelares impuestas sobre el patrimonio de los acusados", y recuerda que, en cualquier caso, aún no hay una "decisión firme" sobre esta cuestión.



De hecho, remarca que el juez ha abierto una pieza separada de responsabilidad civil "en la que se dilucidará el importe de la posible fianza a la que, en su caso, deberá hacer frente Pescanova S.A.". Los abogados de la compañía han presentado un escrito de alegaciones que está "pendiente de resolver", en el que se reiteran los argumentos ya enarbolados para intentar eludir la fianza. Es decir, el grupo pesquero asegura que "no procede la imposición de fianzas por esta cuantía" ya que, aun en caso de condena, "tanto una eventual multa como una posible responsabilidad civil constituirían deudas concursales que estarían sujetas a las mismas quitas del 97,5% que aceptó la mayoría de acreedores en el convenio que posibilitó la salida de la sociedad del concurso".



La 'vieja' Pescanova dice estar a la espera de una decisión "sobre el fondo de esta cuestión", en un intento por tranquilizar a sus accionistas, cada vez más preocupados por cómo acabará esta situación. Tras conocerse el importe de la fianza que debía pagar, la compañía explicó en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que si se veía obligada a pagar esa fianza podría provocar una "situación de insolvencia temporal" y ocasionar un "gravísimo e injustificado" perjuicio a sus accionistas. Sufrirían aún más, ha dicho, tras perder casi todo lo invertido.



Mientras llega esta decisión, los accionistas esperan también la celebración del juicio que juzgará el presunto maquillaje fiscal en Pescanova S.A. entre los años 2009 y 2012 para ocultar las pérdidas millonarias de la pesquera, y que provocó que tuviese que acogerse a concurso de acreedores. El problema es que no tiene visos de celebrarse en el corto plazo. Los abogados de la causa estiman que tardará, al menos, dos años, lo que contribuirá a alimentar el clima de incertidumbre que planea sobre el grupo, que cerró el tercer trimestre fiscal (entre junio y agosto) con pérdidas de 124.000 euros, frente al beneficio de 31.000 euros registrado en el mismo periodo de 2017.



La 'vieja' Pescanova registró un importe de ventas de 346.000 euros -un 14% menos que el año pasado-, correspondientes en su mayor parte al apoyo anual que la sociedad recibe de Nueva Pescanova, en virtud de los acuerdos aprobados por su junta general de accionistas en 2015. En este periodo, parte de los gastos corresponde al pago de asesores externos y al pago a los consejeros en concepto de remuneraciones, que ascendió a 60.000 euros en el periodo, el doble que el año pasado.