Fluidra pisará el acelerador en Brasil, Asia y Oriente Medio hasta 2022

Fuente: WFG
13/11/2018 09:20

MADRID, 12 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- El gran mercado del sector de las piscinas comerciales y residenciales de Brasil es el pastel del que FLUIDRA se ha propuesto llevarse una buena porción en los próximos cuatro años. La compañía reconoce que en en el "mayor mercado de piscinas del mundo" tiene poca penetración, una situación que prevé subsanar, según los objetivos que se ha fijado en su plan estratégico 2022 'The perfect pool experience'. Asia y Oriente Medio también están entre las áreas donde la empresa prevé aumentar sus ventas un 8% de media en el mismo período.



La hoja de ruta presentada en Barcelona fija los objetivos para la multinacional catalana tras su fusión con la norteamericana Zodiac. Y el crecimiento en los países emergentes destaca por encima del resto, en cuanto a previsiones de cuota de mercado, especialmente "en el terreno comercial, aunque en Brasil hay un buen mix de este con el residencial", explica Bruce Brooks, CEO de Fluidra. "La combinación de los buenos indicadores con la plataforma ya existente de Fluidra en esas regiones, la amplia gama de equipamiento comercial y los conocimientos específicos en ingeniería de agua serán los motores principales", agrega la empresa.



Esto sin olvidar uno de los principales mercados para una empresa que ya tiene una penetración del 93% a nivel global. América del Norte se ha convertido ahora en un área muy importante en los planes de crecimiento estratégicos de la empresa de soluciones de 'wellness'. En el mercado de piscina norteamericano, de 3.500 millones de euros, la compañía planea acelerar su crecimiento a una tasa anual media del 7%.



En Europa y el hemisferio Sur, la empresa seguirá desarrollando su modelo de negocio basado en el incremento de su capilaridad, en el desarrollo de la relación con el cliente y en la creación de sinergias de integración. El objetivo es registrar un crecimiento de ventas a una tasa anual media del 5% durante el periodo comprendido en el plan.



Así, la compañía prevé adquirir "una presencia geográfica más global", con planes claros para cada mercado, establecidos para aportar valor, proporcionando apalancamiento operativo y financiero, dando soporte a la generación de un importante flujo de caja y mejorando los actuales retornos.



OBJETIVOS DE DESAPALANCAMIENTO



El plan, entre cuyos objetivos se sitúa también alcanzar un beneficio bruto de explotación superior a los 350 millones de euros, por lo que se elevará al 21%, desde el 17% actual, persigue impulsar el crecimiento sostenido de la compañía en un sector que mueve 7.100 millones de euros en el mundo y fortalecer su posición de liderazgo. Unos números que han convencido en Bolsa este lunes, cuando la compañía ha subido cerca de un 4% en algunos momentos de la sesión.



Las expectativas de Fluidra contemplan también que en los próximos cuatro años alcancen una facturación de 1.700 millones de euros. Esto se traduce en 250 millones de euros de caja, un crecimiento anual del beneficio neto del 30% y de las ventas del 6% de media cada año, por lo que estiman que estas podrían dispararse al 8% en algunos ejercicios.



El grupo multinacional ha explicado que de la caja que esperan generar, un tercio se destinará a los accionistas. En este sentido, recuperarán su tradicional "dividendo del 50% al cierre del ejercicio" antes del 2020, según Eloi Planes, presidente Ejecutivo de Fluidra. Y ha avanzado que están en la buena senda de volver a la retribución antes, en 2019, si se sigue con el ritmo de desapalancamiento previsto de 3,3, 2,8 y 2,5 veces Ebitda en 2018, 2019 y 2020.



Las otras dos terceras partes se invertirán, precisamente, en la reducción de esta deuda hasta menos de 2 veces Ebitda al final del período (2022) y a "adquisiciones para completar el crecimiento", ha declarado Xavier Tintoré, director financiero de la empresa. Aunque también ha reconocido que no se contemplan compras concretas en los próximos cuatro años, pero Fluida no se cierra a ellas. Asimismo, prevén dedicar un 3% de las ventas anuales a inversiones.



El plan estratégico, por lo demás, enfatiza la excelencia operativa como un gran catalizador de la creación de valor. Además de las sinergias de integración de la fusión, que alcanzan 35 millones de euros en ahorro en costes, la excelencia en la calidad, el mejor servicio del sector y una cultura Lean son aspectos fundamentales con los que propulsar el éxito de la compañía y la creación de valor para sus clientes y accionistas.